la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 30 de septiembre de 2016

De los pies a la cabeza / por Paco Delgado




"...A lo largo del año hay una serie de fechas que deberían ser de obligado cumplimiento y santificación, por lo que significan, suponen o recuerdan. Y una de ellas es, naturalmente, el 26 de septiembre. .......día en el que, en 1984, Francisco Rivera Pérez “Paquirri” fue herido mortalmente en Pozoblanco...."
  • “Ese barco velero cargado de sueños, cruzó la bahía, me dejó aquella tarde agitando el pañuelo sentada en la orilla…”.

De los pies a la cabeza

Paco Delgado
El mundo taurino, especialmente sus responsables y quienes manejan el negocio, debería mirar más estas cosa, bueno, estas y muchas más, desde luego y no estar sólo preocupados por la manera de que sus cuentas engorden.

A lo largo del año hay una serie de fechas que deberían ser de obligado cumplimiento y santificación, por lo que significan, suponen o recuerdan. Y una de ellas es, naturalmente, el 26 de septiembre, festividad de san Cosme y san Damián, dos hermanos médicos cristianos, célebres por su habilidad en el ejercicio de su profesión y por su costumbre de prestar servicios desinteresadamente y que fueron torturados por orden de Diocleciano hacia el año 300 d. C. por su fe y día en el que, en 1984, Francisco Rivera Pérez “Paquirri” fue herido mortalmente en Pozoblanco.

Fue aquella una tragedia que sacudió a toda España y, tras unos años en los que el toreo andaba adormilado y plano, sirvió de detonante y revulsivo. Los toros matan. Lo que se hace ante ellos no es un juego ni un ballet inofensivo. Y quedó patente aquella noche de principios de otoño.

Una figura del toreo, como lo era Paquirri, y personaje habitual aunque esto fuese algo que no le hacía ninguna gracia de las revistas rosa y prensa del corazón entonces afortunadamente no había cadenas de televisión que se dedicasen única y exclusivamente al cotilleo y a fomentar la cultura de bragueta debido a su líos sentimentales y su reciente matrimonio con Isabel Pantoja.
Pero, por encima de todo y de cualquier otra consideración, Paquirri era torero. Un diestro excepcional y un nombre imprescindible a la hora de contar la historia de la tauromaquia. Sobre todo cuando se habla del toreo del último cuarto del siglo XX.

Hijo del novillero Antonio Rivera Alvarado -encargado asimismo del matadero municipal de la ciudad gaditana de Barbate, donde Paquirri aprendió su oficio- pronto destacó entre los por entonces muchos novilleros que funcionaban. Pero no fue la suya una carrera fácil y eso lo comprobó el mismo día de su alternativa, resultando cogido antes de que Antonio Bienvenida le pudiese hacer matador de toros, grado que alcanzaría unas semanas más tarde, de manos de Paco Camino y en la misma Monumental de Barcelona donde fue herido aquel 17 de julio de 1966.

Casi desde aquel día fue el suyo uno de los nombres indispensables en cualquier plaza o feria que se preciase, toreando un elevado número, de festejos cada temporada y viajando con frecuencia a torear a cosos americanos, formando más tarde parte del llamado cartel de toreros, banderilleros, que tanta fortuna tuvo entre el público. Pero el éxito no le salió gratis y muchas fueron las cornadas que dejaron su cuerpo hecho un mapa de cicatrices.

Dedicado en cuerpo y alma a su profesión -cuenta El Soro que, cuando convivía en el campo con él, imponía a todos los que con él estaban un ritmo intensísimo, con un estilo de vida espartano y durísimos entrenamientos que iban desde el amanecer hasta la noche: el toro exige todo esto y más, les aleccionaba-, logró poseer una técnica perfecta que complementaba con un valor a prueba de cornadas y un pundonor sin límites, por lo que no es de extrañar que llegase a ser uno de los toreros más cotizados de su tiempo.

Pero, como suele suceder con los héroes, su talante quedó reflejado e inmortalizado paradójicamente el día de la fatal cogida de Pozoblanco, cuando, con una cámara de televisión por testigo y una serenidad que confirma aquella condición heróica, aleccionaba al médico sobre el percance: “La corná es fuerte, hay una trayectoria p’allá y otra p’acá. Abra y haga lo tenga que hacer”. Pero lo que pudo fue más bien poco y en el trayecto hasta un hospital de Córdoba se le fue la vida, como dice la copla que la Pantoja le cantaba: “Ese barco velero cargado de sueños, cruzó la bahía, me dejó aquella tarde agitando el pañuelo sentada en la orilla…”.

Treinta y dos años más tarde, la gente le sigue recordando con admiración y cariño. Y el calendario del toreo tendría que llevar en rojo esta fecha, 26 de septiembre, Paquirri, torero de los pies a la cabeza.

En Otoño caen las hojas, y en Las Ventas, los Tajirreinas de Pepito Veragua / José Ramón Márquez


Para el finiquito de los Tajirreina contrataron a Manolo Vanegas, Pablo Aguado y Rafael Serna, que volvía a Madrid tras el cornadón que le dio en junio uno de Guadaira.


En Otoño caen las hojas, y en Las Ventas, los Tajirreinas de Pepito Veragua

Innumerables veces se ha dicho que aquél que quiera conocer España le bastaría con ir a los toros, donde encontrará una perfecta radiografía de la sociedad y de las cuitas nacionales, mucho mejor que los estudios de campo de los sociólogos, de los de las encuestas y de toda esa caterva que explora el alma nacional desde sus zahúrdas. Viene esto a cuento porque hoy, primer festejo de la Feria de Otoño, corrida número 58 de la temporada madrileña, la Plaza de Las Ventas era como el PSOE: un cisco de cosas que poco tienen que ver con la deseable normalidad del día a día, los benhures de la mula actuando de partido bisagra en la obtención de orejas a cambio de la propinilla; el que se va a brindar a Padrós y le hace salir al ruedo, como quien saca a paseo a Felipe González; el que se quita la chaquetilla y se pone a torear en mangas de camisa, para ver a quién convence con el rollo descamisado; el del penco que se pasa de la raya una, dos veces porque le sale de la Ejecutiva; el mono que se aferra al rabo del novillo como Sánchez a la poltrona; el amo del penco que se encara feamente con el tendido, como si dijéramos con la militancia, y ésta de manera harto primaria le lanza almohadillas y se lo afea al otro mono, que nada tenía que ver con el cisco; el que se tira la faena entera a chillidos con el toro, como un tertuliano carrilero, y el toro, ese animal desfallecido como un partido sometido a una sangría de votos en cada elección. Poco más o menos todas esas circunstancias se dieron hoy en la Plaza, y luego habrá quien diga que los toros son un espectáculo aburrido, que el que se aburre es porque quiere.


Para inaugurar la última Feria de Otoño de los Choperon's Father & Son no se les ocurrió mejor idea que traerse desde Talavera de la Reina una novillada de don José Miguel Arroyo Delgado, conocido cariñosamente como Pepito Veragua, que es una en dos, diríamos: la mitad de esa Ejecutiva está compuesta por El Tajo, cuyo hierro es un 8, y la otra mitad de la misma es La Reina, cuyo hierro es un 4, la cara de tu retrato. Se conoce que los empresarios se quedaron tan contentos de lo que echó el ganadero en la del 2 de mayo -la de la desencajonada aquélla que no tenía nada que ver con lo que salió por chiqueros- que pensaron en reconocerlo públicamente trayendo en otoño, en este definitivo otoño del Patriarca Choperita, seis juguetones novillos, cuatro del 8 y dos del 4, para que enseñasen a la afición madrileña las diversas maneras en que un bóvido puede demostrar su debilidad, su ausencia de fuerzas, su congénita tontería y las demás señas propias del neotoro creado para ir y venir y para no dar problemas, que bastantes sinsabores nos da la vida como para aumentarlos con los del toro. La cosa es que, lo repetiremos una vez más, desde el señor Curro Cúchares hasta aquí, no ha habido matadores de toros que hayan tenido brillo como ganaderos (aquí alguno dirá: "¡Falso! ¡Ahí tienes a Manolo González!") y no parece que Pepe Veragua vaya a romper la racha con sus Tajirreina del 8 x 4. Lo que nadie puede negarles a los novilletes era su cromatismo, que eso también es cosa digna de reseñarse, que hubo dos castaños, uno de ellos bragado meano y bocidorado, dos jaboneros, un negro listón y un colorado ojo de perdiz. El negrito se fue por donde vino tras el pañolazo verde de don Justo Polo y lo sustituyó otro negro de Ave María, que llevaba el hierro de la Mercedes, que fue propiedad del escrupuloso ganadero don Javier Molina (qDg), que a la postre fue el que más pareció un toro de lidia de todo el hatajo de semovientes que salieron por chiqueros.

Para el finiquito de los Tajirreina contrataron a Manolo Vanegas, Pablo Aguado y Rafael Serna, que volvía a Madrid tras el cornadón que le dio en junio uno de Guadaira.

Siempre andamos con la monserga de que no es lo mismo torear que dar pases y es que es verdad, es que no es lo mismo echar la muletilla -o la manta de Béjar- hacia adelante, embarcar la embestida del toro, mandar sobre él, llevarle toreado rompiendo el viaje, rematando atrás y volver a enganchar la embestida, y otra cosa es poner ahí la muleta a ver si el animal se quiere arrancar, sin mirar colocación ni terrenos, y cuando el bicho se viene porque le da la gana, ponerle el trapo delante hasta donde llegue el brazo, que el toro va y viene suelto por donde le parece y casi se va dando los pases él mismo, si es lo suficientemente bobalicón y falto de intención. 

Pues para abreviar podemos decir que ése ha sido el registro en el que se han movido los tres aspirantes a matador que hoy hicieron el paseíllo a las seis menos veintitrés minutos de la tarde. Vanegas en su primero ha puesto un saco de vulgaridad y de tedio en un trasteo largo y sin objetivos, y en su segundo, inicio rabioso de novillero, más de lo mismo. Pablo Aguado en el bobalicón segundo se ha hinchado a poner la muleta para que el toro hiciese con ella lo que quisiera, pases y más pases sin tasa y sin nada que explicar, y en su segundo, el sobrero de Ave María, que tenía que torear, ha demostrado que no está en condiciones de vérselas de manera solvente con un toro que no sea una mona. El hecho de que en sus dos faenas cada cite haya sido puntuado con un bramido ¡Eh!, ¡Oh!, ¡Tor,,,! ¡Ven! ¡Eh! incomodaba tanto a la afición como, imaginamos, a los propios novillos. Y Rafael Serna se atascó con sus dos novillos, si bien es verdad que acaso el más parado de la tarde haya sido su segundo.

Ángel Gómez puso las banderillas con guapeza y torería al segundo y José Ney Zambrano picó al cuarto con gracia de buen piquero y buen jinete.

jueves, 29 de septiembre de 2016

Feria de Otoño en Madrid



Feria de San Miguel Úbeda: figuras y ‘pablorromeros’



Figuras y ‘pablorromeros’ en Úbeda

Redacción 'Del toro al infinito'
Jueves, 29 de Septiembre de 2016
Hoy se inician en Úbeda la Fiestas patronales en honor del Arcángel San Miguel, y es el próximo fin de semana cuando se celebrará su feria taurina, organizada por la empresa 'Úbeda Toros', gestionada por Paco Delgado y Alfonso Moya.


El ciclo se compondrá de dos corridas y anuncia a figuras y los toros de Partido de Resina, antes ‘Pablo Romero’, en un abono rematado, completado por un festejo popular. Estos son los carteles:

-Sábado, 1 de octubre: Juli, Talavante y Cayetano, que sustituye a Roca Rey. (Daniel Ruiz)
-Domingo, 2: El Cid, Fandiño y Venegas (Partido de Resina)


miércoles, 28 de septiembre de 2016

Chinchón, con cartel para su 93 festival taurino



Chinchón (Madrid) 
Sábado 15 de octubre

Reses de Antonio Bañuelos.
Juan Bautista, David Mora, Iván Fandiño, Daniel Luque, Juan del Álamo y el novillero local Aitor Fernández además del becerrista, también de la tierra, Álvaro Chinchón. 

El festejo de la localidad madrileña alcanza la 93 edición

La localidad madrileña de Chinchón ya tiene cerrado el cartel de su tradicional festival taurino anual. En esta ocasión -la 93ª edición- tendrá lugar el sábado 15 de octubre y en él tomarán parte Juan Bautista, David Mora, Iván Fandiño, Daniel Luque, Juan del Álamo y el novillero local Aitor Fernández además del becerrista, también de la tierra, Álvaro Chinchón. Los actuantes lidiarán reses de Antonio Bañuelos.


Esta bella plaza de Chinchón, que aguarda
entre el griterío y la emoción sana
de un pueblo que aplaude a su gente brava,
porque en lo más hondo de su seno entraña
detalles de hombría de la raza hispana.

Mateo de las Heras


Increíble: Noticia taurina en el Informativo TVE



En el apartado de CULTURA, así lo publica en titulares el informativo matinal de LA 1 de TVE.



Toros Noticias Murcia / MIÉRCOLES 28 Septiembre 2016.  
“CULTURA: TOROS ABARÁN Antonio Puerta indulta un toro de Jandilla en la corrida de la feria de Abarán”
Durante todo el informativo se estuvo repitiendo este titular.
Observar titular en el barner inferior a imagen competa de pantalla y ampliado en el recorte de la imagen que se incorpora.

Enlace relacionado:


Ya empezamos. Simón Casas: "Voy a pedirle a Pablo Iglesias una reunión para explicarle que el toreo es el arte más subversivo del mundo"



  • "Hablaré con Iglesias de los valores de la izquierda y de la tauromaquia"
  • El empresario de Las Ventas debe liderar la lucha contra los ataques antitaurinos

HABLA EL NUEVO EMPRESARIO DE LAS VENTAS
Simón Casas: "Voy a pedirle a Pablo Iglesias una reunión para explicarle que el toreo es el arte más subversivo del mundo"

R.Marbán, 28 de septiembre de 2016.
Es el nuevo empresario de Las Ventas, la plaza de toros más importante del mundo. La CAM le eligió este 27 de septiembre de 2016 como gestor de 'La Catedral del toreo'. El francés Simón Casas llega con la intención de abanderar la lucha contra el mal llamado movimiento animalista

Noticia relacionada:


En declaraciones a 'Expansión', Casas dice que:

La producción de la tauromaquia está tocando fondo, ya que nos ha desbordado el movimiento antitaurino y, además, algunos movimientos políticos se han posicionado en contra de los toros.

El empresario de Las Ventas debe liderar la lucha contra los ataques antitaurinos. Y voy a pedirle a Pablo Iglesias una reunión para hablar de los valores de la izquierda y de la tauromaquia con él.

Quiero explicarle que el arte del toreo es el más subversivo del mundo, porque vamos más allá de lo primero prohibido, el "no matarás", y lo hacemos en nombre de la cultura y de la belleza.


El filoterrorista, nieto e hijo de criminales, experto en el "no matarás".