la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 31 de marzo de 2010

"EL VITI", PREMIO DE LAS ARTES DE CASTILLA Y LEÓN

El Viti, en una de sus actuaciones en 1969. ABC

ABC VALLADOLID
Martes , 30-03-10

El fallo del jurado del Premio Castilla y León de las Artes, en su edición correspondiente a 2009, acordó hoy, por unanimidad, conceder este galardón a Santiago Martín Sánchez, ‘El Viti’, por su trayectoria profesional como matador de toros, “cuya dilatada carrera le llevó a alcanzar las cimas de la tauromaquia”. “‘El Viti’ paseó por todas la plazas del mundo el nombre de Castilla y León con una maestría convertida en constante reivindicación de este arte, del cual siempre se ha mostrado un defensor inigualable”, según figura en el acta del jurado.

Santiago Martín Sánchez nació en 1938 en Vitigudino (Salamanca). Debutó con picadores en Ledesma en 1957 y se presentó en Las Ventas en 1960. Allí tomó la alternativa un año más tarde con Gregorio Sánchez como padrino y Diego Puerta de testigo, cuando cortó una oreja a cada uno de sus toros y salió por la puerta grande.

Aquella temporada toreó 60 corridas en las principales ferias y se situó en los primeros puestos de su profesión, en los que permaneció a lo largo de toda su carrera. En el año 1962 logró un apoteósico triunfo en la Feria de San Fermín, y en la siguiente temporada toreó 73 corridas y viajó a tierras americanas. Durante la campaña española de 1964, se vistió de luces en 77 ocasiones, cosechando varios triunfos después en América.

En 1965 le concedieron la ‘Oreja de Oro’ en la plaza México. Durante las campañas del 66 al 70 continuó su carrera con una media de más de 60 corridas por temporada, así como con importantes percances. En 1971 anunció su retirada, aunque regresó a los ruedos en la campaña de 1973, participando en 62 funciones y con numerosas tardes de triunfo.

En la temporada de 1974 decidió apartarse nuevamente de los ruedos, aunque regresó en 1976. Ese año y el siguiente participó en 53 corridas. En 1978 toreó en 46 funciones y en la última, en Talavera de la Reina, un sobrero le cogió violentamente, aunque su arriesgada actuación fue premiada con los dos apéndices que corta al toro, a los que hay que sumar otras dos orejas y el rabo que corta al astado de la ganadería de Martínez Elizondo.
A finales del 1978 se desplazó a Hispanoamérica para torear en Colombia, Venezuela y Ecuador, en su adiós a las plazas americanas.
La campaña de 1979 fue la última de su carrera, con varios éxitos importantes en la Maestranza de Sevilla, en la plaza de Valencia, en el coso de Barcelona y en Málaga.

“‘El Viti’ ha sabido mantener a lo largo de toda su carrera su condición de primera figura. Su historial torero es muy brillante, como corresponde a uno de los diestros más excepcionales de su época, al que tanto la afición como los compañeros de profesión respetan por igual”, explicaron desde el jurado, que precisan que “el toreo de El Viti era inteligente, serio y moderado, sin excesos ni falsos artificios. Su labor en el ruedo siempre fue honrada y mesurada, con lo que se labró una trayectoria profesional limpia, intachable”.

“Las faenas del salmantino fueron siempre un derroche de temple y maestría sobre un quehacer sobrio, muy castellano, que es la clave del arte de su lidia. Magnífico estoqueador, fue igualmente magistral con el capote y su manera de realizar la media verónica ha sido inimitable. De estilo pausado y sin gestos grandilocuentes, su muleta resultaba auténtica hasta el punto de que pocos diestros han lidiado con la profundidad y el temple con que él lo hacía”.

El jurado del Premio Castilla y León de las Artes estuvo presidido por José Ramón Nieto González, director de máster en Evaluación y Gestión del Patrimonio Histórico Artístico y profesor de Historia del Arte de la Universidad de Salamanca, y compuesto por Jesús Urrea Fernandez, secretario de la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción y profesor de Historia del Arte de la Universidad de Valladolid; Carlos Martín Santoyo, director del centro de producción de RTVCyL Palencia y director de Diario Palentino, e Ignacio Fernández Sobrino, director regional de Antena 3 TV y Onda Cero. Actuó como secretario Luis Benéitez González.
Galardonados
Los galardonados hasta el momento con el Premio Castilla y León de las Artes son: Juan Manuel Díaz Caneja (1984), Baltasar Lobo y Antonio Baciero (1985), Cristóbal Halffter (1986), José Vela Zanetti (1987), Antonio Fernández Alba (1988), Francisco Regueiro (1989) y Luis Sáez (1990). Además, en la década de los 90 también recayó en José Núñez Larraz (1991), Las Edades del Hombre (1992), Comunidad Benedictina de Santo Domingo de Silos (1993), Claudio Prieto (1994), José Sánchez-Carralero (1995), Antonio Giménez-Rico (1996), Esteban Vicente (1997), Modesto Ciruelos (1998), y Dúo Frechilla Zuloaga (1999).

En la última década se adjudicó a Cristóbal Gabarrón (2000), Venancio Blanco (2001), José María García ‘Castilviejo’ (2002), Ana Jiménez López (2003), Fernando Urdiales (2004), Amancio Prada (2005), José María Mezquita Gullón (2006), José María González Cuasante (2007) y Ángel Mateos Bernal (2008).