la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 30 de marzo de 2010

Sergio ramos / Por I. Ruiz Quintano

La Palma en Domingo de Ramos


Sergio ramos


IGNACIO RUIZ QUINTANO

Madrid.-Martes , 30-03-10
Al final del Domingo de Ramos, fue gloria bendita oír a Sergio Ramos contar lo contento que estaba porque había ganado el derbi «en mi día, el Domingo de Ramos», que, en realidad, es el día de los gitanos, al menos en Madrid, donde te colocan un ramo de olivo en cada esquina.

¡Qué gran estampa la de San Ginés, donde nuestro padre don Francisco de Quevedo, con sus falsos mendigos bíblicos y sus falsos gitanos jerosomilitanos! En la Puerta del Sol, un falso galileo hace como que le han robado la burra, y la gente mira con suspicacia a los corrillos antitaurinos del Ejército de Salvación que lidera el matrimonio Muñoz & Lindo, que quiere retirarnos a los españoles de los toros para mandarnos al café Gijón a leer las novelas del matrimonio Lindo & Muñoz, que son más cursis que Leandro (el torero de Valladolid, no el ventero de la calle de Campanar).

Estos muñoces y lindos son tan narcisitos que no aceptan que el verdadero liderazgo del antitaurinismo en España lo ejerza el Consejo Taurino de la Comunidad, y por eso cargan contra Esperanza Aguirre. Llegan tarde: al ritmo que va la cosa, antes de un lustro ese Consejo Taurino habrá acabado con los toros en Madrid, donde el domingo, al lado de Curro Díaz, que hacía de ramo, nos colocaron a Leandro, que era la palma.

Leandro domina todos los vicios del toreo moderno, es decir, que lo adornan todas las virtudes del destoreo, que es el toreo juliano de «patrás» y «pafuera», pero en cursi. Y como Leandro tiene muchos padrinos, y la cursilería muchos partidarios, ahí está, en Las Ventas, la primera plaza del mundo con la última feria del mundo, que ni siquiera tienen un hueco para Enrique Ponce:

en su vigésimo aniversario de alternativa, querían pagarle lo que al Lili, como si fuera el Charlot de «Candilejas».

¡Pero es tan elegante Leandro! Vamos, que como a Cayetano nos lo coja algún «santacoloma» de esos que él despacha y no pueda presentarse en Beneficencia, el Consejo Taurino ya tiene en Leandro un sustituto.


Fuente: Diario ABC