la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 30 de abril de 2010

JOSÉ TOMÁS TARDARÁ EN SANAR UNOS QUINCE DÍAS / PARTE FACULTATIVO


Por José Antonio del Moral
30.04.2010
En España estaba cundiendo la inquietud cuando no muchas dudas sobre la verdadera gravedad de la cornada sufrida por José Tomás en Aguascalientes al saberse la muy rápida recuperación del torero.
Incluso los especialistas más importantes como los doctores Ramón Vila, cirujano jefe de la enfermería de la Plaza de la Real Maestranza de Sevilla, Máximo García Padros, de la plaza de Las Ventas en Madrid, y José María Bourio, de la de Vista Alegre en Bilbao, se habían extrañado aunque sin poder opinar con certeza sobre la real importancia del percance porque las noticias que aquí llegaban eran contradictorias y algunas muy imprecisas entre otras producto del inventario popular o de versiones falazmente intencionadas.
Pero lo que más venía extrañando es que no se había publicado ningún parte facultativo ni quirúrgico. Al cabo de varios días de tan inexplicable falta, el famoso y hasta ahora inexistente parte, apareció. Las cosas han quedado bastante más claras.

"Herida en la cara interior del tercio superior del muslo izquierdo, de unos 20 centímetros y varias trayectorias, que interesaron piel, tejido celular subcutáneo y masa muscular, seccionando la arteria femoral profunda, lacerando la arteria femoral superficial y lacerando la vena femoral. Shock hipovolémico gravísimo que puso en riesgo su vida. Fue estabilizado en la enfermería de la Plaza Monumental de Aguascalientes y trasladado al Centro Hospitalario Miguel Hidalgo para ser intervenido. Se realizó reparación de los vasos lesionados, así como la reconstrucción de los tejidos blandos afectados. Ingresó al área de terapia intensiva, donde permaneció 72 horas, y posteriormente fue trasladado a planta. La evolución del paciente está siendo muy satisfactoria.
Su pronóstico es reservado y, salvo que surjan complicaciones, se estima que tardará en sanar unos quince días".

Firmado: Doctor Alfredo Ruiz Romero, Juan Carlos Ramírez Rubalcaba y Rogelio Pérez Cano, médico particular del torero.