la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 31 de julio de 2010

YIYO: XXV ANIVERSARIO (1985 - 2010) - COLMENAR VIEJO

Este vestido de José Cubero Yiyo presidió el acto en su memoria


PEÑA "EL RESCOLDO" DE COLMENAR VIEJO

ACTO HOMENAJE EN MEMORIA DEL MATADOR DE TOROS

JOSÉ CUBERO YIYO

XXV ANIVERSARIO (1985-2010 )

Juan Bellido "Chocolate", César Ricón, Máximo Pérez Estevez,
José Luis Ramón, José Luis Bote, y Máximo Pérez González
EI YIYO RECORDADO EN COLMENAR VIEJO

Del toro al infinito
31 de Julio de 2010
En la noche Edel pasado Jueves, la Peña Taurina El Rescoldo de Colmenar Viejo, con su presidente Máximo Pérez al frente, ha celebrado un emotivo acto de homenaje en memoria de José Cubero “Yiyo” cuando se van a cumplir 25 años de la tragedia que le costó la vida al ser corneado por el toro “Burlero” de la ganadería de Marcos Núñez en la vieja plaza colmenareña.

El auditorio municipal “Villa de Colmenar Viejo” albergó a una multitud de vecinos y aficionados, con su alcalde José María de Federico, y el concejal de festejos, Teniente de Alcalde, Miguel Ángel Santamaría, para seguir con expectación las alocuciones de una ilustre tribuna, presentada y moderada por Máximo Pérez Estévez, que reunió al maestro César Rincón, al matador José Luis Bote, al periodista José Luis Ramón, y al banderillero Juan Bellido “Chocolate”.

César Rincón rememoraba, con palabras entrecortadas por la emoción, a su amigo José al que conociera en Colombia durante sus campañas americanas, ya en figura del toreo.
Resaltó la facilidad del brote de vínculos de amistad y respeto por las bondades de carácter de Yiyo, no dejando de expresar su pública gratitud al torero desaparecido por la ayuda que le prestó en momentos claves de su vida profesional durante sus primeros y duros años en España.

Entrañable resultó el relato de José Luis Bote referido a los años de convivencia con José Cubero en la Escuela de Tauromaquia de Madrid, sus venturas y desventuras, sus anhelos compartidos, y la amistad que propició el alma inmensa de del que estaba destinado a ser figura máxima del toreo y que de no ser por la fatalidad de Colmenar, ahora se estaría hablando de la época de Yiyo, según dijo.

El famoso banderillero Juan Bellido “Chocolate” también situó su relación con Yiyo en su época juvenil cuando compartía con Yiyo en la escuela madrileña su sueño de ser torero, resaltando el carácter de simpatía y buen humor que le distinguía en su liderazgo sobre todos los alumnos.
El recuerdo de su padre del mismo nombre, Juan Bellido “Chocolate” estaba en el ánimo de los presentes y así lo destacó su hijo, como el fiel y leal mozo de espadas de Yiyo, con el que toreó a sus órdenes en sus últimos años de banderillero y desde los inicios del torero. La imagen de aquel mozo de espadas roto en sollozos en el callejón de la plaza quedó ligada para siempre en la memoria de los colmenareños.

José Luis Ramón, antes de coger la pluma para contar las corridas de toros, había tomado los trastos de lidia en la escuela taurina, compartiendo aquellos años con Yiyo. Además de las cualidades humanas del desgraciado torero describió magistralmente el concepto del toreo innato que afloraba en Yiyo y el despliegue de su tauromaquia ya desde niño, y desarrollada posteriormente como figurón del toreo, a pesar, dijo, de las trabas y dificultades que las artimañas de despachos le interpusieron en su carrera.

Cerró el turno de intervenciones Máximo Pérez González, el aficionado por antonomasia de Colmenar, su cronista taurino, y fundador de la Peña El Rescoldo.
La huella de Yiyo en este taurino pueblo la calificó como de indeleble, describiendo el guión de la conmoción que supuso el luctuoso percance en la población, y las consecuencias taurinas y sociales para la historia de este pueblo.

Antes de las palabras del alcalde en honor de la memoria de Yiyo, se pasó una filmación de algunas actuaciones históricas del torero, incluidas las del faenón al toro que le causó la muerte –sin el momento de la cogida-, para pasar a ser comentadas en animado coloquio entre el público presente y componentes de la mesa, para dar por finalizado tan importante acto en honor de un héroe del toreo: José Cubero Yiyo.

Último triunfo en Madrid San Isidro de 1985

José Luis Ramón, José Luis Bote, y Máximo Pérez

Yiyo en el recuerdo

La emoción afloraba a los rostros de José Luis Ramón y José Luis Bote

Pensando en Yiyo

Máximo Pérez Estévez

Máximo Pérez González

César Rincón

José Luis Bote emocionado

Bien expresivo y cariñoso estuvo "Chocolate"

José María de Federico
Alcalde de Colmenar Viejo