la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 31 de agosto de 2010

CARTA A OSWALDO VITERI / Por Andrés Amorós

Rafaelillo, con vaqueros tras sufrir una voltereta


CARTA A OSWALDO VITERI


- El toreo es arte temporal, que ha de nacer en un lugar
y tiempo determinado de antemano, delante del
espectador, sin posibilidad de rectificar -



ANDRÉS AMORÓS / BILBAO
Día 30/08/2010 - 02.25h
Me escribe desde Quito el maestro Oswaldo Viteri, uno de los grandes pintores hispanoamericanos actuales. Gran aficionado a los toros (fue buen amigo de Luis Miguel, por ejemplo), sigue la Fiesta por estas páginas de ABC y me pide que insista en el tema de la Tauromaquia como arte. Dentro de las posibilidades de espacio, intento complacerle:

1/ Es un arte porque aspira a la belleza.

2/ Es arte temporal, que ha de nacer en un lugar y tiempo determinado de antemano, delante del espectador, sin posibilidad de rectificar. (Igual que el teatro frente al cine).

3/ Participa de muchas artes: de la escultura, la pintura, el teatro, la danza, la música...

4/ Se basa en una técnica pero la supera. Sigue una tradición pero supone una búsqueda permanente. Expresa la personalidad de un artista. Se puede explicar sólo en parte, tiene algo de inefable.

5/ La materia con que crea belleza el torero es un animal peligrosísimo, cambiante. Por eso, conjuga la belleza con la emoción.

Esa emoción parece garantizada esta tarde, en Bilbao, con los toros de Escolar, hermanos de los victorinos.
Conoce de sobra El Fundi a estos toros, propiedad de su suegro. Conduce bien la embestida del primero, astifino, llevándolo muy tapado. Faena de lidiador veterano, con recursos. Parece haber recuperado el sitio que le hicieron perder los percances, el año pasado, pero se le va la mano, al matar. Muy serio el cuarto, tardea, se queda corto. Lidia con buen oficio El Fundi, aguanta coladas: trasteo eficaz, sin brillantez. Con decisión, consigue esta vez una buena estocada.

Vareado y serio el segundo, embiste largo pero hace hilo y, en una larga voltereta, desnuda a Rafaelillo por el glúteo. No se amilana, acostumbrado a estas guerras, aunque el toro muestra peligro creciente. La gente está con él pero muestra las dificultades habituales para matar a un toro más alto que él, que no se deja descabellar.Con pantalones vaqueros (una estampa con sabor añejo) recibe Rafaelillo al quinto: dos largas de rodillas y buenas verónicas. El toro regatea en varas como un gambeteador argentino. Brinda Rafaelillo a Llorente, el espigado delantero del Athletic. Provocando la embestida, mandando mucho, consigue Rafael sacarle buenos muletazos a un toro con poca chispa. Todo lo ha hecho el torero. Pierde la oreja al matar a la segunda pero da una vuelta aclamada.

Sale alegre el tercero y humilla: dibuja Morenito de Aranda bellas verónicas. Flaquea el toro en varas, tardea en la muleta. Morenito consigue estupendos derechazos, a cámara lenta, a los sones del precioso pasodoble «Agüero», que borda la Banda. Aguanta mucho a un toro ya parado. La buena estocada (torciendo la muñeca, como Manzanares: una moda nueva) le vale una insuficiente petición. No le dejan dar una vuelta que, en mi opinión, había merecido.

Un «tío» es el sexto, abierto de pitones, astifino, que embiste de largo al caballo. Cuida la lidia Morenito pero el toro flaquea desde las banderillas y se derrumba. Las buenas maneras del diestro se estrellan ante la endeblez de su enemigo, que sale distraído, con la cara alta. Con esfuerzo, le saca los pases que no tenía. Y lo vuelve a matar con una buena estocada.

Los toros de José Escolar, muy bien presentados, astifinos, con casta, no han acabado ninguno de entregarse: varios han tardeado o se han parado. El Fundi ha mostrado su oficio; Rafaelillo, su valor y capacidad con las corridas duras; Morenito de Aranda, unas cualidades estéticas que, para lucirlas, merecen mejores toros.

Querido maestro Viteri: usted hubiera disfrutado con la seriedad de esta Feria bilbaína. Y, sobre todo, con la sabia belleza del toreo de Enrique Ponce. Digan lo que digan, la Tauromaquia es una de las bellas artes.
Ficha
BILBAO
PLAZA DE TOROS DE VISTA ALEGRE. Domingo, 29 de agosto de 2010. Última de las Corridas Generales. Media entrada. Toros de José Escolar, serios, encastados y con dificultades.
EL FUNDI, de nazareno y oro. Estocada caída (saludos). En el cuarto, estocada y descabello (palmas).
RAFAELILLO, de azul y oro. Pinchazo, estocada caída y siete descabellos. Aviso (silencio). En el quinto, pinchazo y estocada (petición y vuelta al ruedo).
MORENITO DE ARANDA, de rosa y oro. Estocada (petición y saludos). En el sexto, estocada (ovación de despedida).