la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 30 de septiembre de 2010

Mis pegatinas en la huelga general / Por Antonio Burgos


Misión cumplida: El piquete ya ha informado

Mis pegatinas en la huelga general

"...Si quien en las Vascongadas destroza mesones hace terrorismo callejero ¿por qué quien hace lo mismo en la calle Alfonso XII ejerce su derecho a la huelga?..."

ANTONIO BURGOS
Día 29/09/2010 - 21.18h
De milagro no subió un piquete hasta la Giralda y le puso a la giganta en todo el pandero la pegatina del «Cerrado por Huelga General». Sin que las haya impreso con el dinero de las subvenciones que me da el Gobierno, yo también pongo aquí mis pegatinas, ¡que voy, que mancho!:
Ayer fue el Día Nacional de la Silicona. A los piquetes coactivos, perdón, informativos, les gusta una silicona más que a Yola Berrocal.
Y anda que no le gusta ná un megáfono a un liberado sindical...
Si quien en las Vascongadas corta carreteras, quema neumáticos, se enfrenta a la Policía y destroza mesones del Serranito hace terrorismo callejero y pasa a disposición de la Audiencia Nacional, ¿por qué de quien hace lo mismo, pero en la SE-30, en la A-4 o en la calle Alfonso XII, dicen que ejerce su derecho a la huelga?
¿Huelga general? Ni en el tiempo ni en el espacio. En el espacio: en mi barrio, como en el suyo, ¿a que no se notaba que había huelga? Más que huelga general fue particular Huelga en Mercasevilla, Huelga en las Cocheras de Tussam, Huelga en El Duque, Huelga en la Avenida.
Y en el tiempo: ¿por qué las huelgas generales terminan a las 2 de la tarde y a partir de esa hora no «informan» ya a nadie? Cuando ha concluido la manifestación y le hemos llamado «facha» a media humanidad, ea, ya no hay huelga general. Vamos a tomarnos una copita, que para eso hay cientos de bares en servicios mínimos para los curdelas. ¡Viva la clase trabajadora! ¡Viva La Espumosa! ¡Viva Mariscos Emilio!
Por cierto, en la manifestación no vi a uno importantísimo: al tonto de la bandera republicana.
Todo empezó a las 12 de la noche, en Canal Sur, con una antigualla. Como la manta de Guadalcanal de antaño, el cartel de la huelga. Convocada, decía, «por los sindicatos de clase». ¿De qué clase, hijos? ¿De clase Business, de clase Club, de Gran Clase?
Ahora, que para sindicato de clase, pero clase de verdad, la USO. ¡Ese sindicato sí que tiene clase, que no está estabulado en el pesebre del Gobierno, ni cena en el Villamagna, ni se va de crucero al Báltico, sino que vive de las cuotas de sus afiliados! Y quien dice la USO dice la CSIF, o el Sindicato Médico, o el SATSE.
El que se pone corbata y traje con aquí-mi-señora en los cruceros del Báltico ¿de qué iba ayer? ¿De uniforme del Cuerpo de Pancistas al que pertenece, o disfrazado de obrero?
¿Y los chinos? ¿Quién los entiende? Los chinos abren sus tiendas incluso los domingos y hasta las 11 de la noche y ayer van, y no había un chino abierto en toda Sevilla.
Ah, ya, es que canguelo suena completamente a chino: «Chinito tenel canguelo de libelados y de piquetes».
Qué raro, no vi a la puerta de ningún colegio al Piquete Informativo de Abuelos de Pastrana. Todos los abuelos estaban de servicios mínimos familiares.
Qué capitalazo hubiéramos juntado si por cada vez que escuchamos ayer la cursilada de «trabajadores y trabajadoras» nos hubieran dado un euro...
Tras las fotos a los piquetes con el móvil, sólo faltaban los fotógrafos cofradieros con la escalerita, y estábamos en una procesión extraordinaria.
Lo más raro, lo del Valencia-Manchester. Me creía que iban a jugar sólo Joaquín, Albelda y Soldado, en plan servicios mínimos, pero salieron once tíos para enfrentarse al Manchester. ¡Qué esquiroles! ¡Qué fachas!