la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 31 de marzo de 2011

VENEZUELA: Libro, Biografía de Andrés Eloy Blanco / Por Alfonso Ramírez

Andrés Eloy Blanco, poeta de la generación de 1918", que los 27 años, 
obtuvo un premio internacional de poesía con su Canto a España
====================================


Por Simón Alberto Consalvi
Autor del prólogo

Cuando uno piensa en la vida de Andrés Eloy Blanco, la primera impresión que tiene es que se trata de una vida muy larga. Sin embargo, no fue así, porque murió relativamente joven, a los 59 años de edad, y en plenitud de su capacidad creadora. Una circunstancia debe añadirse a lo que consideramos vida breve, porque a su vida venezolana le puso fin el golpe de Estado de 1948 cuando él apenas tenía 52 años, y le condenó al exilio, negándole las posibilidades que su permanencia en le país le hubieran podido ofrecer, en lugar de los avatares, nomadismos e incertidumbre del exilio. Su vida fue breve, en cambio fue particularmente intensa, y esta particularidad acaso haya contribuido a crear aquella primera impresión.
Por otra parte, fueron diversos y variados campos d acción y muy temprana su aparición en la escena,  primero en las letras y luego en la política.
A los 27 años obtuvo un premio internacional de poesía con su Canto a España.
Al transponer los 30, ya era prisionero político del general Juan Vicente Gómez. Perteneció así, en el mundo de las letras, a la generación  de poetas de 1918, y diez años después se vinculó a la de los jóvenes políticos de de1928.

Alfonso Ramírez, abogado, escritor y en algún momento militante político internacional de un movimiento socialista (particularmente durante sus años de estudiante en Inglaterra), dedicó largo tiempo al estudio de la vida y el pensamiento de Andrés Eloy Blanco. Esta biografía es le resultado de ese trabajo y de esa pasión por comprender y por analizar una de las personalidades más atractivas del siglo XX en nuestro país.

No hay aspecto de la vida del escritor que no haya sido investigado y estudiado en estas páginas. El biógrafo tiene, además, una condición que le vincula al biografiado: su sentido del humor y  su afición por la poesía y la sátira. Difícilmente se puede escribir sobre un hombre de tanto humor, de tanto ingenio y de tanta gracia como como Andrés Eloy si se carece de ese privilegio.
De modo que hay una corriente secreta que identifica al biógrafo con le biografiado: el sentido del humor.
La capacidad, por tanto de comprender una de las facetas del hombre, del escritor y del político que le confirieron perfiles tan peculiares al autor de innumerables anécdotas y de coplas que en momentos de tensiones en los debates del parlamento ofrecía como un bálsamo o un relajante.
La política, por otra parte, no le ha sido ajena al biógrafo: ha estado cerca de ella, lo suficientemente cerca para conocerla, lo suficientemente cerca para evitarla. Con esto quiero decir sencillamente que Alfonso Ramírez conoce la historia, la vida y milagros, directa o indirectamente, de la mayoría de los personajes cuyos hechos refiere o analiza.

(…..) El capítulo Poeta de las letras castellanas refiere el viaje a España en 1923. Cuando recibió el premio, en España reinaba el monarca Alfonso XIII y gobernaba a discreción Primo de Rivera. En ese momento, Andrés Eloy, muy joven, disfrutó de una inmensa popularidad en Madrid, era popular entre los poetas y entre los escritores y también entre los grandes toreros, porque como sabemos fue un aficionado a los toros. Alfonso XIII estuvo presente cuando Andrés Eloy recibió el famoso premio de la Academia Española de la Lengua, y el poeta estuvo acompañado, entre otros amigos, nada más y nada menos que por el gran Juan Belmonte, el matador, junto a Rafael Alberti y Federico García Lorca…. (……)


Alfonso Ramírez, nació en Tovar, Mérida, el 21 de Septiembre de 1929. Fue estudiante en Tovar; en el Colegio de San José y en el Liceo Libertador, de Mérida, y en el Liceo Simón Bolívar, de San Cristóbal. Esudió la carrera de derecho en la Universidad Central de Venezuela, donde se graduó en 1955 en Ciencias Políticas. Realizó estudios políticos y económicos  en Londres y París, entre 1958  y 1961. Fue presidente de la Asamblea legislativa del Estado de Mérida. Ejerció si profesión de abogado en Caracas y  desde 1981 en Tovar, donde es cronista de la ciudad.

Sus libros:


Coloquios de la Cátedra de Tauromaquia de la U.L.A. 2011
Mérida:
Discurso de Alfonso Ramírez / Decreto Toros Patrimonio Histórico y Cultural
*******************
Doctas opiniones:
Libro patrocinado por DROLANCA
-Editorial Venezolana C.A. / 3ª Edición 2009 Mérida-Venezuela-