la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 30 de diciembre de 2011

VALDEPEÑAS:" EL TIGRE" SIRVIENTE DE LA CASA REAL

 En El Peral, de Valdepeñas a La Solana

Juan Rodríguez "El Tigre"
Sirviente de la Casa real

 Que se lo digan a los franceses del Gral. Dupont...

Texto y fotos de La Loma

Valdepeñas, Diciembre 2011.- 
En lugar de la Mancha donde.... no hay más remedio que acordarse, se halla enclavado un quijotesco mesón entre aguas y frutales con nombre de El Peral, que bien pudiera haberlo regentado un cazurro sanchopanza, pero que entre su encalado blanco y zócalo de añil lleva la cuchara maestra un fenómeno de la restauración que solo tiene de fiero su famoso apodo de "El Tigre", así se le conoce cariñosamente a este Juan que con su gala esposa ha conjugado aromas y sabores de la cocina francesa y española.

Juan Rodríguez "El Tigre", más contento que unas pascuas...

Pasando Valdepeñas -La Muy Heróica Ciudad que defendiera la independencia de España frente a los invasores napoleónicos- hacia la carretera que lleva a otro lugar de la Ruta del Quijote, a la Solana, el pueblo de los galanes que crecen entre migas y mojes de papas con bacalao, arropada por la geometría de la vid sobre la pura corteza terrestre de los llanos de la Mancha, allí aparece la jaula abierta de un hospitalario Tigre, donde los vientos que le acarician no vienen ya de las viejas aspas de los gigantes que salieran de la mollera del hidalgo Alonso Quijano, sino del turbo de estos parques eólicos ante los que el fiel Sancho se hubiera santiguado pensando en la vida de su señor.

Junto al curvo asfalto el ondear de la rojigualda descubre la vieja tinaja de los fermentados vinos de la tierra con el marchamo de la casa: El Tigre.

Amigo de sus amigos y servidor de sus partidarios clientes, de todos, pero de uno en especial se siente orgulloso sirviente, de S.M. El Rey, que entre ojeo y ojeo por las tierras del Duque del Infantado acude al olor de los pucheros, de donde igual salen una caldereta de cordero o un gazpacho manchego, que una sofisticada muestra culinaria francesa de Hígado de Oca en Salsa de Miel con Pasas de California; donde los asados compiten con los pescados, y los buenos caldos del lugar se alternan con los más afamados foráneos para regar el ávido paladar que degusta el queso de las ovejas del pastor vecino, y para rematar con genuinos postres como la Tarta de la Delicias del Cura.

Esa es la fiereza del Tigre, y además el bueno de Juan presumiendo de la regia clientela; así ha querido plasmarlo en las abigarradas paredes de su mesón. Como siempre su amigo Antonio Gordillo -prestigitador de la gestión sobre la copa de la Loma olivarera- al quite, y de Úbeda se trae el azulejo y al alfarero cuyas manos lo ha labrado, moldeando el barro para rotular: Sirviente de la Casa Real ....Mesón El Tigre.

La milenaria alfarería de la Úbeda monumental, bien que ha contribuído a su nominación como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, teniendo sus máximos artífices en los hermanos "Tito", Paco y Juan. En esta ocasión le ha tocado a Juan Martínez Villacañas, "Tito", un alfarero que rompe moldes un artesano ubetense, perteneciente a una familia de tradición alfarera, ha revolucionado la artesanía tradicional logrando traspasar el paso del tiempo y las fronteras, de la lógica artesana que relaciona la cerámica con el pasado. Tito, como se le conoce en el gremio -hijo mayor de Pablo Martínez Padilla, uno de los alfareros más afamados y populares que han existido en Úbeda a lo largo del siglo XX - ha conseguido durante todos estos años de duro trabajo ser reconocido por fin en el año 2006 con el Premio Nacional de Artesanía en su primera edición a toda su trayectoria personal, profesional y artística. En este momento ya conocen sus trabajos hasta en EEUU.

No venía solo, la dinastía prosigue en su hijo Juan Pablo que toma el relevo generacional en el taller, mateniendo al mismo nivel el espíritu emprendedor de su padre, logrando abrirse nuevos mercados en EE UU, aunque ya conocen su obra en Japón, Inglaterra o Australia. Y mucho más en la Casa Real, ya que en el momento de conocernos estaba realizando un obra para el Príncipe Felipe. 

La primera cerámica que se ha encontrado en la zona de Úbeda data de hace 6.000 años. Hoy, en pleno siglo XXI, Tito y su familia conservan y transmites la herencia de sus antepasados sin perder nada de la tradición pero enganchándose al carro de la modernidad. 

Buen motivo ha sido este para rodear a Juan El Tigre y su esposa María Elena Laurentie y rendirle pleitesía: Gordillo y los artistas ceramistas no estuvieron solos, el cartel se amplió con el ilustre valdepeñero Matías Brotns, el aficionado taurino por excelencia, Antonio Gámez, la imagen de Tendido cero, Javier Hurtado, y el ubetense Juan Lamarca.

 Juan "Tito" entrega la cerámica al Tigre y su esposa Mª Elena Laurentie 

 Y si no te gusta pedimos otra cosa....

Se puede regalar hasta un sobrero...

 El cartel....

 El alfarero

 Arte del barro con el arte de los pucheros

 El sumiller abriendo...

 probando....

 y catando...

 El vínculo hispano francés


 "El Tigre" y esposa María Elena

 Antonio Gordillo

 Javier Hurtado

 Javier Hurtado y Antonio Gordillo

 Antonio Gordfillo, Matías brotons, Juan "Tito", 
"El Tigre y esposa, Javier Hurtado, y Juan Lamarca