la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 31 de diciembre de 2011

VENEZUELA 2011: Perspectivas / Por Fortunato González / Último artículo del año



PERSPECTIVAS 

"...Soy optimista en especial porque veo el rostro de mis alumnos de primer año de Derecho, que sólo han conocido a Chávez y saben lo chimbo que resulta en un mundo disparado hacia el porvenir, que ama la libertad y la paz, cree y respeta la dignidad humana y busca lealmente la prosperidad..."

Fortunato González Cruz** 


Por la calle real

Mérida / Veenzuela.- 31/12/2011.-
Muchas personas me preguntan ¿Qué pasará en Venezuela en el 2012? La respuesta requiere de algunas consideraciones previas: Los venezolanos somos optimistas, queremos el país, la libertad, el progreso, la propiedad y respetamos lo bien ganado. Nos agrada el orden pero lo trasgredimos con frecuencia, nos gusta trabajar pero perdemos tiempo, buscamos la dádiva y la plata fácil. Como toda sociedad tiene sus paradigmas buenos y malos, se deja llevar y asume conductas racionales e irracionales; de allí que como todas demanda orden, normas, control social: un pueblo educado con valores de ciudadanía, y unas élites políticas, económicas, religiosas, sociales y demás con valores morales, conocimientos y compromisos con el país. Las sociedades prósperas afirman sus éxitos en una actitud proactiva con esos tres elementos fundamentales. 

En Venezuela, como en otras sociedades, es aquí donde reside el problema: Las élites que ahora tienen el poder político, económico y mediático, con pocas excepciones, carecen de estatura para liderizar al país. Hugo Chávez resume lo peor de nuestras carencias y la clase política y económica que lo acompaña repite su discurso para mantenerse en el poder y llenarse de petrodólares. Nadie sensato cree en el comunismo, socialismo o bolivarianismo, (con qué facilidad cambiaron la consigna “patria, socialismo o muerte” por “viviremos, venceremos”) pero la imposición de conductas, la repetición de consignas y los mecanismos de control de la población causan efectos perniciosos. A la población le están poniendo su bozal de arepas para que, como un arreo de mulas, vaya por el camino que señala el comandante arriero. No obstante, no somos tan manipulables como suponen. Pasarán: el pueblo ya lo ha dicho y no habrá maniobra ni trampa que lo impida. 

2012 traerá un rostro nuevo a la política, probablemente Enrique Capriles o María Corina Machado, adornados con lo mejor de nuestros valores, jóvenes expertos en el ejercicio de liderazgos responsables que abrirán nuevas etapas. Un aire renovado refrescará el debate político. Contra el candidato opositor se desatarán todo los demonios, vendrán duras confrontaciones violentas, se utilizará todo el poder para impedir que su mensaje llegue a todos los electores, pero no habrá maniobras que contengan la voluntad popular. 

Soy optimista en especial porque veo el rostro de mis alumnos de primer año de Derecho, que sólo han conocido a Chávez y saben lo chimbo que resulta en un mundo disparado hacia el porvenir, que ama la libertad y la paz, cree y respeta la dignidad humana y busca lealmente la prosperidad.
****
**Fortunato González Cruz,
Catedratico de la U.L.A. de Mérida-Venezuela / Miembro de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales / Fundador y Director de la Cátedra de Tauromaquia "G. Briceño Ferrigni" de la U.L.A.