la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 18 de octubre de 2012

COLOMBIA: PRESIDENTE PROPONE DECLARACIÓN DE LOS TOROS COMO "PATRIMONIO CULTURA".


El presidente Santos y los toreros


PRESIDENTE DE COLOMBIA PROPONE QUE LOS TOROS SEAN DECLARADOS "PATRIMONIO CULTURAL"

"...Aquí en Venezuela el presidente de los toreros Leonardo Varela, los toreros y novilleros se han puesto más bien firmes ante los designios de la Defensoría del Pueblo, María Gabriela Ramírez, la misma que, junto a Elías Jaua, le ordenó al general García Carneiro que no se celebraran las corridas de toros en La Guaira..."

EL VITO / A LOS TOROS
En Venezuela llevamos ya mucho tiempo, tal vez demasiado tiempo viviendo en el absurdo. 
Todo se enfrenta a nuestras tradiciones, se intenta, sin fatiga, cambiarle la cara a la nación venezolana con doctrinas exóticas y fracasadas en la historia. Es la meta de un proyecto, un proyecto que nadie en la vereda democrática ha pedido. Es el proyecto importado del mil veces fracasado Ché Guevara, el intento de inventar un hombre nuevo, decir, el hombre "coco seco" obediente. Un ser humano con el chip del resentido que reacciona ante consignas que no entiende y que uniforma su conducta como su vestimenta.

Vivimos una tragedia histórica, no cabe la menor duda, y el toreo no se salva, y sus resultados los vemos a la vuelta de la esquina, como ocurrió el domingo en la Maestranza de Maracay, donde aquellos que no se han arrimado al toro y por lo mismo no tienen el sitio en la fiesta que reclaman merecer, en defensa de su ineptitud crean batiburrillos sin dar la cara en contra de aquellos toreros, tan venezolanos como ellos aunque no hayan nacido en Maracay, que sí se arriman y triunfan, como ocurrió con los andinos César Vanegasy Rafael Orellana allá en el Calicanto.

Todo esto porque vemos que en Colombia, un país con una severa situación de Estado, que los toreros sí encuentran soluciones para los graves problemas que surgen en la actitud de algunos mandatarios.
Acitud como la del Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, el guerrillero al que no le tembló la mano el día del genocidio en el Palacio de Justicia, y quien, sin inmutarse, supo del crimen de niños y ancianos en las "heroicas" acciones terroristas del M-19. Petro, que hoy presume de humanista militó por años en el grupo terrorista sin mover una pestaña a favor de la humanidad. Hoy, con una mascotica atada a una cuerdita marcha en la plaza de toros sembrando maticas y florecitas reclamando que defiende la integridad del totémico toro de lidia, cuando la realidad es otra, es la revancha del odio político en contra de las estructuras de la sociedad colombiana.

TOREROS QUE SÍ ESCRIBEN HISTORIA

Decíamos de Colombia porque el presidente de la República, Juan Manuel Santos, se reunió ayer con toreros, auténticamente profesionales, profesionales que muy preocupados solicitaron reunirse con el mandatario. Son ellos el madrileño Julián López "El Juli", el extremeño Miguel Ángel Perera, el francés Sebastián Castella y los colombianos Luis Bolívary Pepe Manrique, presidente de la Asociación de Toreros de Colombia que han solicitado al presidente de la República buscar una situación de "conciliación" y propuesto que los toros sean declarados Patrimonio Cultural.

Según la cadena radiofónica RCN, el presidente Santos ofreció a los toreros la ayuda de su Ejecutivo, para agilizar cualquier propuesta en este sentido que se eleve desde el sector taurino.

Mientras los toreros venezolanos escriben comunicados verdaderos galimatías, porque ni mencionan pecados y muchos menos pecadores, los maestros reunidos en la Casa de Nariño habían escrito una carta dirigida a Juan Manuel Santos para tratar el tema de la reactivación de las corridas de toros en la Santamaría de Bogotá, donde fueron prohibidas por el alcalde de la ciudad, Gustavo Petro. El Juli, auténtico líder entre sus compañeros, comentó que su voluntad era "expresarle nuestro pesar por todas las cosas que han pasado y un apoyo a lo que significa la cultura del torero y la gente que vivimos de esto, y la cantidad de ganaderías que aman esta profesión y que viven para ella y luchar por la libertad de poder ver los toros.

Pepe Manrique, Presidente de la Asociación de Toreros Colombianos señaló que la decisión del Alcalde de Bogotá "es ilegal y una violación al derecho al trabajo. Hay una ley que nos protege desde el año 2004 que no están respetando". También Luis Bolívar se expresó en este sentido: "Tenemos el derecho de ejercer nuestra profesión dignamente en nuestro país y el respaldo del Presidente sería fundamental".

Aquí en Venezuela el presidente de los toreros Leonardo Varela, los toreros y novilleros se han puesto más bien firmes ante los designios de la Defensoría del Pueblo, María Gabriela Ramírez, la misma que, junto a Elías Jaua, le ordenó al general García Carneiro que no se celebraran las corridas de toros en La Guaira. Más tarde caerían El Hatillo con a Alcaldesa do Nascimento asustada a pesar de tener el respaldo de la Constitución, y Maracaibo. de la aterroriza Alcaldesa Eveling Rosales que dejaría sin efecto una resolución histórica en Maracaibo asustada por la amenaza de un cura. 

Ahora es la Defensoría que actúa apoyada por la fuerza de la Guardia Nacional, sin razones jurídicas que le respalden para impedir la entrada de jóvenes a los toros en Mérida, Tovar, Maracaibo y hasta el propio Maracay,.

Nuestros maestros del toreo no han dicho ni "pío!.