la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 31 de diciembre de 2012

Las luces y las sombras de una temporada / Por Juan Manuel Pérez Alarcón




"...La Historia de la Tauromaquía hay claros ejemplos de luces y sombras en una misma temporada, y que al final se han apagado para siempre....para desgracia de los aficionados..."

Las luces y las sombras de una temporada

Por Juan Manuel Pérez Alarcón 
Hace unos dias supimos por los medios que el novillero sevillano Lama de Góngora intervendrá dos tardes en el abono sevillano, y lo hará con reses y compañeros de cierto postín. Era lógico y normal pensar que este nuevo "principe" del toreo iba a ser "cuidado" con especial interés ya que sus valedores juegan en casa, y porque precisamente su puesta en valor debe ser una apuesta segura.

Pero es verdad que algunos aficionados son recelosos en que sus actuciones en el albero maestrante no se prodiguen demasiado este año no vaya a ser que nos "carguemos a la gallina de los huevos de oro". En principio todo parece indicar que en la temporada de su debú con picadores - lo hará en Olivenza - la Casa Tornay/Ellauri será la encargada de hacerle el rodaje necesario con compromisos que se ajusten a unos moldes y principios para un novillero con picadores con muy poco oficio, y como era comprensible, Sevilla será la pieza esencial en ese escenario. Quizás su primera actuación en Sevilla será la que marque el signo esperanzador de la temporada, y la que motive para verlo en la seguinda actuación en las novilladas de abono, - como pasó en las novilladas de promoción - y por eso quizás en menos de mes y medio, Lama de Góngora intervendría dos tardes en Sevilla.

¿Eso es bueno o malo? - opinan algunos aficionados -; pues el tiempo lo dirá; quizás una mayor separación de su actuaciones en el tiempo pueda equilibrar los progresos de una prometedora carrera taurina, o a lo mejor una actuación tan seguida pueda dispara algunas dudas si alguna tarde no transcurre de forma satisfactoria, y/o puede ser un punto de inflexión para que su carrera se dispare y provoque el entusiasmo de su toreo de manera definitiva.

Son muchas cuestiones, y muchas preguntas/interrogantes que esta semana se suscitan en, tertulias y tabernas acerca de las razones de oportunidad de que el incipiente novillero sevillano se prodigue muchas veces en una plaza. Mi opinión es que si todo sale bien es un esquema perfecto y un escenario muy gratificante para el porvenir taurino de Lama, pero también se debe valorar, en sentido contrario, que cualquier eventual actuación en contra, puede repercutir negativamente en la carrera del novillero, y deben ser conscientes los apoderados y seguidores que dicha circunstancias puede marcar el devenir profesional de un torero. Por supuesto que lo que rodea técnicamente al novillero es una materia prima tan valisosa como la fragilidad y sensibilidad de su tauromaquia, y por ello se debe cuidar esa materia. Está bien rodeado de asesores, y con experiencia acreditada , pero quizás ese elemento debe ser el que valoren para no cometer algunos errores del pasado.

La Historia de la Tauromaquía hay claros ejemplos de luces y sombras en una misma temporada, y que al final se han apagado para siempre....para desgracia de los aficionados. Esperemos que las luces de Lama de Góngora nunca se apaguen, y disfrutemos de su alegre y sentimental forma de interpretar el toreo.
***