la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 31 de diciembre de 2013

Sevilla: Se dice, se cuenta, se rumorea / Por Álvaro R. del Moral



"...La conjura de los estoques haría cambiar sustancialmente los focos de atención del Domingo de Pascua. Dicen, cuentan y rumorean que la plaza de la Malagueta se convertiría en uno de esos polos de atracción al concitar a parte de la tropa revelada para completar, ¡tachán, tachán! la próxima venida en carne mortal del esperado José Tomás..."

Se dice, se cuenta, se rumorea

Por Álvaro R. del Moral
Sevilla, 31 Diciembre de 2013.-

Por las esquinas del Arenal sevillano.
El año culmina envuelto en esos rumores que todos repiten en voz baja por los rincones del Baratillo pero que nadie osa denunciar en voz alta. Mientras, la mayor parte de los apoderados siguen ajenos a los cabildeos de sus toreros con la vista puesta en un año en el que se toreará poco, muy poco. Dejaremos el asunto, por ahora, sabiendo que casi todo quedará en agua de borrajas. El silencio de la Real Maestranza ha sido la primera sentencia sobre un enojoso lance que ahora parece varado en tierra de nadie: aquí no se moverá un papel. Pero los aficionados, auténticos perdedores de este envite absurdo, siguen esperando un gesto o una explicación para rascarse el bolsillo en las ventanillas del paseo de Colón. Con la mecha tan corta que se estila ahora y esos cartelitos que ya se pueden imaginar el drama parece asegurado. ¿Habrá nuevo comunicado? ¿Quién será el próximo en mover ficha? Seguimos sin conocer las auténticas razones del pronunciamiento de los cinco grandes y la gente -tan olvidada- está harta.

Del Mediterráneo al corazón de México. 
La conjura de los estoques haría cambiar sustancialmente los focos de atención del Domingo de Pascua. Dicen, cuentan y rumorean que la plaza de la Malagueta se convertiría en uno de esos polos de atracción al concitar a parte de la tropa revelada para completar, ¡tachán, tachán! la próxima venida en carne mortal del esperado José Tomás. No hay que olvidar que la ascética sombra del madrileño abrigó los nuevos aires empresariales del coso malagueño después del puente de plata tendido a los Chopera. Seguiremos hablando en plata: sólo así, con Tomás, se certificarían los llenos que no llegaron en el primer ensayo de rebelión de hace casi dos años. El Domingo de Resurrección de 2012, tres de los toreros firmantes de la declaración de guerra contra los Pagés apenas arañaron media plaza a orillas del Mediterráneo. Faltaba el talismán de Galapagar. Aquel mismo día, a la misma hora, y en la plaza de la Maestranza no cabía un alfiler a pesar del parche que remendaba un cartel en el que se notaba demasiado la ausencia de El Juli, enredado en las famosas cuitas televisivas. Los condicionante ahora son otros, es verdad. Los Cinco saben de sobra que la plaza de Sevilla difícilmente se llenará sin ellos -actuando como bloque, eso sí- a pesar del lujo de la fecha de apertura. Pero con o sin Tomás, hay otros escenarios que podrían atraer el concurso de los toreros alzados, que se cruzarán un océano entero para cambiar manzanilla y sevillanas por tequila y mariachis.

Mi destino era rodar y rodar… 
Todos miran ya hacia la feria mexicana de San Marcos de Aguascalientes que, mira por donde, comienza el 19 de abril y culmina el 11 de mayo, en coincidencia con el apagado de los farolillos de otra feria, la de Sevilla, que será entera en mayo. Y hablando de coincidencias calendarias: la feria de San Isidro retrasará su comienzo hasta el día 11 para coincidir mínimamente con la de Sevilla que sí se solapará por completo con la miniferia de la Comunidad de Madrid, en torno a la festividad del 2 de mayo. Toda la basca estará en México encantanda de haberse conocido. El caso es que el canto de los mariachis resuena últimamente de forma machacona en muchos recovecos del planeta de los toros y empieza a envenenar los sueños de algunos. Una vez más la polvareda levantada servirá para poco o para absolutamente nada y dejará demasiados cadáveres por el camino. El toreo atraviesa un momento delicado, seguramente crucial para su futuro a corto plazo y el personal se ha enredado en un laberinto de intereses particulares que sólo tendrá una salida abrupta. El conflicto creado sólo es una disputa por el poder; y el poder se llama dinero. ¿Ganará el mejor? Ganará el que más pueda. Feliz año nuevo.

***
Sevilla toro