la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 31 de agosto de 2014

El Rey aboga por su amigo Mohamed



De tal palo tal astilla: Felipe VI pidió que se reparara el “daño” causado al rey de Marruecos por tener que identificarse ante la Guardia Civil cuando navegaba en aguas españolas

El monarca marroquí, Mohamed VI, navegaba el pasado 7 de agosto por aguas cercanas a la ciudad autónoma de Ceuta cuando una embarcación de la Benemérita se dirigió a su lancha y el sargento pidió a los ocupantes que se identificasen.

Aún estaba el sargento hablando cuando un hombre corpulento, Mohamed VI, se dirigió a los agentes y les preguntó: “¿No saben quién soy?”. Los agentes no le identificaron hasta que se quitó las gafas de sol y entonces renunciaron a seguir indagando.

Según la información publicada por ‘El Mundo’, Mohamed VI no quiso moverse de las aguas de Punta Almina hasta que no le dieran una explicación de lo que estaba pasando. Al final terminó llamando al Rey español para quejarse de lo que le había pasado minutos antes. Felipe VI trasladó el malestar al ministro de Interior para que informara a la Delegación de Gobierno en Ceuta y se pusieron de acuerdo para reparar el daño que podrían haber causado a Mohamed VI.