la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 23 de enero de 2015

Ahora van a por Odegaard / por Juan Manuel Rodríguez



"...El sueño húmedo del periobarcelonismo habría sido que el chaval hubiera reconocido que él era culé desde pequeñito y que su ídolo era Leo Messi. Tanto mejor si, además, Odegaard senior, puesto en pie de repente en mitad de la presentación, hubiera pedido en el tono más solemne posible que todos los presentes entonaran Els Segadors. Pero no..."

Ahora van a por Odegaard
  • Hasta última hora de la noche del miércoles o primera hora de la mañana del jueves estuvo tratando de abortar el Barcelona la contratación del chico por el Real Madrid.


Que algunos pretendan resumir el casting que Martin Odegaard realizó entre los mejores clubes de Europa, y su posterior decisión de fichar por el Real Madrid dejando al resto en la estacada, reduciéndolo todo al absurdo de que el chico borrara o dejara de borrar de Twitter un comentario elogioso hacia Messi nos habla bien a las claras del actual estado del periodismo deportivo español, que agoniza por cínico. El sueño húmedo del periobarcelonismo habría sido que el chaval hubiera reconocido que él era culé desde pequeñito y que su ídolo era Leo Messi. Tanto mejor si, además, Odegaard senior, puesto en pie de repente en mitad de la presentación, hubiera pedido en el tono más solemne posible que todos los presentes entonaran Els Segadors. Pero no.

Hasta última hora de la noche del miércoles o primera hora de la mañana del jueves estuvo tratando de abortar el Barcelona la contratación del chico por el Real Madrid. Desde el preciso instante en que los Odegaard confirmaron que su decisión era que Martin se incorporara a la disciplina blanca se produjo por parte de los demás aspirantes un respetuoso silencio pero Bartomeu, que pertenece a la "escuela Rosell", intentó embaucar al chaval y a su familia hasta el último momento ofreciéndoles el oro y el moro. Como la sanción de la FIFA impide al Barça fichar, y menos aún a un menor de edad, lo que pretendían era única y exclusivamente que el chico no se incorporara al Real Madrid. Pero lo que al equipo catalán le había funcionado en otras ocasiones no sirvió aquí.

Esa, y no que Martin Odegaard borrara presuntamente un comentario de Twitter, es la verdadera noticia: el Barcelona, haciendo añicos el fair play existente entre clubes, intentó impedir que la perla noruega vistiera de blanco. El Bayern, que ofrecía más dinero, o el Ajax, que tiene fama mundial a la hora de saber cómo cuidar y sacar adelante a los futbolistas jóvenes, se retiraron a tiempo y respetaron escrupulosamente la decisión de la familia. Bartomeu, como Rosell con Neymar, quiso comprar la voluntad de personas serias y con palabra soltando otro fajo de billetes más sobre la mesa, y las cosas no se hacen así. Lo que resulta obsceno es tratar de enmascarar eso con cortinas de humo, lo que resulta obsceno es tapar la verdad para criticar al chico por haber tomado la decisión de venir al Real Madrid.