la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 29 de enero de 2015

Calma chicha a la espera aconteceres reales / por J.A. del Moral




"...¿Por qué la feria de Bilbao es la mejor del mundo? Precisamente porque allí casi todo es de primera.
Ya saben entonces qué tienen que hacer los del trío empresarial. Por la parte española y francesa, tanto José Cutiño como Simón Casas saben perfectamente lo que se hacen y lo que se traen entre manos..."

Calma chicha a la espera aconteceres reales


El año pasado por estas fechas estábamos muy entretenidos además de crecientemente disgustados con el lío sevillano del ya deshecho G-5. Pero ahora mismo, lo que más suena no es la casi siempre incierta confección de los carteles de las dos primeras grandes ferias – Fallas y Sevilla principalmente, esta última a cuenta de las habituales y cansinas especulaciones de la prensa bética al respecto – sino la por ahora silente expectación en forma de calma chicha acerca de qué harán y de cómo serán las ferias que organizarán las tres empresas que se han coaligado en pos de una misión internacional común en intereses que en su pomposa presentación anunciaron como algo muy jugoso y hasta brillante gracias a la inyección dineraria de la parte mexicana aunque, ni de esto ni de ningún detalle concreto hablaron claramente, entretenidos en vender la cosa con palabras muy bien sonantes aunque vacías de contenido palpable.

La por ahora silente expectación se debe a las grandes incógnitas que permanecerán sin respuesta hasta que llegue el momento de que se anuncien los carteles de los ciclos que les corresponda organizar.

Y es que la sin duda atractiva apuesta de las tres partes unidas, será analizada con lupa una vez descubiertas la cantidad y sobre todo la calidad de los espectáculos que ofrezcan y todo ello en relación a la ayuda económica del multimillonario emporio de los Bailleres. Que esa y no otra es la madre del cordero que ha ligado todo el invento.

A sabiendas públicas de tal inyección dineraria, es de suponer que no serán de recibo esas combinaciones feriales que venimos padeciendo en tantas plazas en las que el ganado ha sido comprado a la baja por muy famosas y prestigiosas que sean las ganaderías participantes y las ternas de actuantes las compongan en su mayor parte diestros de medio pelo, quedando en franca minoría las que incluyan figuras en su totalidad y/o con la participación de toreros con altas posibilidades de pertenecer a la primera fila. Añadiendo a todo las necesarias e imprescindibles novilladas que son las que abren las puertas del futuro por muy deficitarias que sean.

De la materia prima, el ganado de bravo, sabemos que en todas las ganaderías lo hay de primera, de segunda y de tercera cuando no de cuarta… Lo mismo que en las carnicerías. ¿De cuanto las quieren ustedes?, preguntan los criadores cuando los empresarios van a comprar corridas. Digo yo que los del trío empresarial las pedirán de primera o a lo sumo de segunda en función de la categoría de sus plazas en su estreno y en lo que venga después. Porque, si no es así, el escándalo no tardará en producirse. 
Y lo mismo con los carteles toreros de matadores, novilleros y rejoneadores.

¿Por qué la feria de Bilbao es la mejor del mundo? Precisamente porque allí casi todo es de primera.
Ya saben entonces qué tienen que hacer los del trío empresarial. Por la parte española y francesa, tanto José Cutiño como Simón Casas saben perfectamente lo que se hacen y lo que se traen entre manos. Bien demostrado lo tienen. Si algunas veces fallaron fue por falta del maldito parné… Ahora que los bancos no podrán apretarles las clavijas, no tendrán motivos para fallar, a no ser que la parte mexicana no se comporte como se espera…