la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 27 de enero de 2015

Carta al Rey de España Su Majestad Don Felipe VI / por Rafael Comino Delgado

 


"...La temporada taurina empezará, dentro de unos días, en la plaza cubierta y con calefacción de Valdemorillo; me gustaría verle, de vez en cuando, en alguna plaza de toros junto a su Majestad la Reina. Incluso tengo la esperanza de que algún día pueda llegar a comprender la grandeza del Toreo y a emocionarse con él..."

Carta al Rey de España
Su Majestad Don Felipe VI


Rafael Comino Delgado
Como ciudadano español que cumple rigurosamente sus deberescívicos, con todo respeto me dirijo a su Majestad rogándole tenga a bien prestarme un minuto de su atención.

En ese minuto deseo manifestarle que soy aficionado a la Fiesta de los Toros, a la que también eran aficionados muchos de sus antepasados como su señora abuela, y lo son su padre y su hermana doña Elena, quienes, en muchísimas ocasiones, asistieron y asisten a las plazas de toros honrando a todos los taurinos y, al mismo tiempo, para disfrutar emocionándose con un arte único como es el Toreo; un arte que emociona, entusiasma y arrebata como ningún otro. Un arte regido y enaltecido por valores tales como verdad, ética, dignidad, seriedad y respeto, aunque no gusta a su Majestad. ¡No sabe, Majestad, lo que se pierde! Pero debemos respetarle y le respetamos sus gustos.

No obstante, creo justo solicitarle que también su Majestad nos muestre su respeto, nos atienda y nos honre a los taurinos asistiendo, como Rey de todos los españoles que es, a algunas corridas. Me pregunto: ¿es que todo lo que Vd. hace le gusta? Pienso que no, pero lo hace porque es su deber. Pues atiéndanos también a los taurinos.

Nosotros, Majestad, le atendemos, honramos y respetamos, aunque no siempre estamos de acuerdo con todo lo que hace o dice, ni tampoco con lo que hace o dice su Majestad la Reina, a la que también atendemos, respetamos y honramos porque Vd., como Rey, la ha elegido.

Con el mismo respeto que empecé, mi agradecimiento Majestad por la atención que me ha prestado. 

La temporada taurina empezará, dentro de unos días, en la plaza cubierta y con calefacción de Valdemorillo; me gustaría verle, de vez en cuando, en alguna plaza de toros junto a su Majestad la Reina. Incluso tengo la esperanza de que algún día pueda llegar a comprender la grandeza del Toreo y a emocionarse con él.