la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 19 de enero de 2015

DAVID MORA y 2015 / por Antolín Castro


Esta fue su última actitud antes del gravísimo percance.
 Deseamos verle pronto

"...Suerte David es la que te deseamos para que el tributo desangre tan generosamente pagado, te recompense abundantemente en el próximo e inmediato futuro...

DAVID MORA y 2015

Todos sabemos lo que pasó con este torero en 2014. San Isidro marcó su temporada, su carrera, estuvo a punto, incluso de marcar su vida.

Ya en los albores de 2015 nos llegan noticias gratificantes sobre su recuperación tras la brutal cogida sufrida en Madrid y de la que tan difícil y complicado le está resultando recuperarse.

Por muchísimas razones deseamos su vuelta a los ruedos en esta temporada y si fuera posible en San Isidro, mucho mejor. El percance que sufrió en la feria pasada fue tan brutal, impactó tanto en cada uno de los espectadores directos y quizá más a los que lo vieron repetidamente a través de la televisión, que nada nos reconfortaría más que verle de nuevo haciendo el paseíllo para continuar su carrera como matador de toros.

Es uno de los deseos más íntimos de quienes valoramos el esfuerzo en el ruedo, representado en aquella portagayola protagonizada a por todas, y quienes respetamos los sueños de esa vocación por querer seguir exponiendo su vida ante el toro. Nadie que no sean ellos, y los buenos aficionados, son capaces de entender tanto sacrificio, tanta dedicación en la dura rehabilitación, para volver a exponer las femorales ante ese toro que ha de salir por toriles.

Desde estas líneas le animamos a perseverar, si es posible hacerlo más, en su recuperación, en el deseo de verle de nuevo partir plaza a la hora del paseíllo. Supo salir del ostracismo y el olvido en sus primeras temporadas y estamos seguros saldrá de este obligado y prolongado parón de 2014.

Además, saldrá reforzado del trance, afianzada su vocación y acumuladas las ganas y el deseo de volver a verle la cara al toro tras este paréntesis tan largo.

Todos los aficionados quieren ver de nuevo llegar ese esportón

Suerte David es la que te deseamos para que el tributo desangre tan generosamente pagado, te recompense abundantemente en el próximo e inmediato futuro.

Si 2014 representó la cruz en tu carrera, que este 2015 sea la cara, la mejor cara posible. Entonces, todo habrá merecido la pena.

Fotos: Muriel Feiner