la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 17 de enero de 2015

La Copa de la pereza / por Juan Manuel Rodríguez



 ¿Se ha vuelto loco Ancelotti, que es un hombre habitualmente sensato y reposado, cuando dice que esto le va a venir bien a su equipo?.. No se ha vuelto loco, no..."

La Copa de la pereza 


17 de Enero de 2015 
En realidad, Atlético de Madrid o Barcelona están tan eliminados de la Copa del Rey como lo está el Real Madrid... salvo que ellos aún no lo saben. Y no lo saben porque deberán dilucidarlo a golpe de tambor, en una batalla futbolística que a buen seguro dejará heridos por el camino, entre los miércoles 21 y 28 de este mes de enero mientras que el vigente campeón disfrutará de más descanso y tendrá durante este relativo parón invernal tiempo suficiente para lamer sus heridas después de un arranque de temporada excepcional con Supercopa y Mundial y poder así calibrar la mira telescópica para fijarla en la Liga, que es el objetivo número uno de esta temporada. A Simeone no le engañaron: indudablemente es mejor pasar que caer eliminado. Felicidades al Atleti y al Barça por clasificarse para cuartos de final, uno de los dos no llegará a las semifinales. Y entonces sí, cuando sólo quede uno en liza, rojiblancos o culés, barcelonistas o atléticos tendrán en teoría (no conviene tampoco adelantarse a los acontecimientos como hizo pretenciosamente Superdeporte, que ya daba al Valencia casi, casi como finalista) el camino expedito hacia un título que nadie osó jamás decir que fuera menor sino únicamente menos importante que la Liga o la Copa de Europa. Cuando se habla del fenomenal 2014 madridista la inmensa mayoría de la gente se fija en Europa al hacerlo y relega inconscientemente la Copa del Rey al último lugar del escalafón.

Claro que el objetivo es ganarlo todo siempre. Por supuesto. Naturalmente que sí. ¿Quién ha puesto en tela de juicio que a los jugadores del Real Madrid no deba exigírseles todos los años Liga, Copa de Europa, Mundial, Copa, Supercopas?... El gen madridista es así, ganarlo todo y todos los años. Pero la historia del club más laureado del mundo nos indica que eso, desafortunadamente para los aficionados merengues, no suele ser así. Es difícil ganarlo todo e imposible ganarlo todo y hacerlo todos los años. Los demás también juegan, también tienen argumentos que oponer al Real Madrid; y los jugadores del Real Madrid, como sucede con todos y cada uno de los jugadores del resto de equipos, tienen altibajos, ciclos. ¿Se ha vuelto loco Ancelotti, que es un hombre habitualmente sensato y reposado, cuando dice que esto le va a venir bien a su equipo?... No se ha vuelto loco, no. El Real Madrid tiene ahora en Liga sendas salidas a Getafe y Córdoba para luego recibir a la Real Sociedad... y visitar al Atlético en el estadio Vicente Calderón el 7 de febrero; el equipo de Simeone vendrá de pelear con el Barça en Copa (28 de enero) y con el Eibar, la revelación de Primera, en Liga (31 de enero). Yo creo que pinta bien. Ancelotti quería clasificarse pero, al no hacerlo y como hombre pragmático que ha demostrado ser en innumerables ocasiones, centra sus nuevos objetivos, mayores indudablemente que la Copa.

Una temporada no puede ser un éxito o un fracaso en el mes de enero, eso resulta imposible. Es verdad que hoy sabemos que el Real Madrid no ganará la primera Copa del Rey Felipe VI, la Copa de la pereza. La temporada del equipo blanco será un fracaso si, como le sucedió por ejemplo al Barça en la pasada, no gana ningún título; pero, ¿y si el Madrid acaba ganando Liga y Copa de Europa y La Undécima te abre de nuevo las puertas de un Mundial y una Supercopa?... 

Este equipo y estos jugadores se han ganado con creces el crédito que, de forma y manera sorprendente en mi opinión, le negaban sus propios seguidores a la finalización del partido copero. Y es que el crédito de algunos aficionados madridistas es como el de los Bancos, que te lo envían a casa cuando no lo necesitas y no lo has pedido y te lo escamotean cuando te presentas en la oficina porque andas pillado de pasta. Yo no vi a nadie (salvo a los de la ouija del As) prometiendo remontada sino esfuerzo, y ese lo hubo. Por lo demás, la eliminatoria ante el Atlético se perdió clarísimamente en la ida y al éxito rojiblanco contribuyó en parte un árbitro consentidor. Tiene razón Simeone cuando dice que es mejor clasificarse pero sólo si acabas llevándote a casa el premio gordo y no si terminas cayendo en los cuartos de final.