la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 30 de junio de 2015

Madrid: Se impone el ‘lobby gay’.



Cristina Cifuentes, del Partido Popular, ha colocado una bandera gay en el balcón de la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol. La nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, ha afirmado que apoya esta lucha por la igualdad de matrimonios: “Yo siempre he apoyado las reivindicaciones de este colectivo"

Manuela Carmena ha ordenado colgar la bandera del orgullo gay de todos los edificios representativos de la ciudad

La primera celebración del mal llamado 'orgullo gay' con el Ayuntamiento de Madrid en manos de Manuela Carmena ha teñido la ciudad -más aún de lo habitual- de banderas arcoíris, incluso en lugares tan emblemáticos como el Ayuntamiendo de Madrid o la fuente de Cibeles, que han sucumbido a esta corriente y lucen grandes estandartes mullticolores.

Este año, con la llegada de Podemos al consistorio, la celebración cobra más fuerza y se quiere incluso convertir en una especie de fiesta patronal, como mantuvo la propia Carmena, que lo quiere equiparar con las fiestas de San Isidro. En los próximos días las calles de la capital se llenarán de homosexuales que celebrarán su Semana Grande con el visto bueno del Ayuntamiento y las criticas de muchos vecinos, que ven desmedido el derroche económico de este festival.

Estos cambios han alterado los edificios públicos de Madrid, llegando incluso a colocar, por primera vez, una bandera multicolor en todas las Juntas de Distritos.

Incluso el Ayuntamiento de Madrid y la fuente de Cibeles se llenaron de luces de colores por la noche en honor a este día. por orden de Manuela Carmena.


“Puede molestar, pero lo agradecerán con el tiempo y se darán cuenta de su importancia y su repercusión porque España es un referente en cuanto a derechos. Solo la manifestación se contradice con la imagen rancia que en ocasiones tiene el país”. Ha señalado la alcaldesa comunista, Manuela Carmena, que pretende unas fiestas del Orgullo Gay a la altura de San Isidro.

Con este apoyo desde el Ayuntamiento de Madrid la alcaldesa comunista, Manuela Carmena, pretende la destrucción directa de la familia, la única posible, la compuesta por hombre y mujer abiertos a la vida. Un plan que lleva ya muchos años en marcha, que además ayudaría a cumplir su segundo objetivo, que seria la reducción poblacional para el mejor control de la población y perdida de libertades con medidas como el asesinato de inocentes mediante el aborto libre.