la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 31 de octubre de 2015

PARACUELLOS DEL JARAMA: HOMENAJE A LOS CAÍDOS POR DIOS Y POR LA PATRIA EN EL CAMPOSANTO DE LOS MÁRTIRES.


'SABÍA LO QUE ESTABA PASANDO'
'Carrillo fue el facilitador de las matanzas de Paracuellos'

El autor de “Paracuellos: una verdad incómoda” vuelve a poner sobre la mesa la responsabilidad del dirigente comunista en el “Katyn español”.


En declaraciones al programa “Buenos días, España” de Radio Inter, el historiador británico Julius Ruiz, profesor de Historia de Europa en la Universidad de Edimburgo, ha asegurado que las negaciones que solía emplear Santiago Carrillo cuando era preguntado en las entrevistas sobre el genocidio de Paracuellos, y en concreto sobre su responsabilidad en aquel terrible suceso, son“mentiras infantiles”

“Los hechos hablan por sí mismos. El 9 de noviembre, Melchor Rodríguez García, conocido como El Ángel Rojo, presentó a Carrillo sus credenciales como inspector general de prisiones. Un trocito de papel hubiera sido suficiente para parar las sacas. En las entrevistas, Carrillo solía utilizar la palabra “evacuaciones”, una farsa utilizada por la Junta de Defensa y también por el Gobierno republicano para cubrir la responsabilidad. Y Carrillo siempre defendió la operación de eliminar la “quinta columna”, pero no quería asumir su responsabilidad personal de encabezar una operación que mató a tanta gente”, ha dicho Julius Ruiz en Radio Inter.

El historiador considera que el papel de Carrillo en ese múltiple asesinato, ocurrido a finales de octubre de 1936 (Ruiz habla en su libro de 2.500 personas asesinadas), fue “bastante claro”. “Fue el facilitador de las matanzas, sabía lo que estaba pasando, ayudaba a los asesinos, les daban apoyos logísticos, dio los autobuses para mandar a los presos a Paracuellos. Pero además les dio apoyo político, empleando a los asesinos dentro de la policía, es decir, les dieron legitimidad política”, ha respondido el historiador británico a las preguntas de Rafael Nieto.

Ruiz, que ya publicó con gran éxito hace unos años la obra “El terror rojo” sobre los desmanes cometidos en el Madrid republicano por el Frente Popular de izquierdas, afirma que la razón por la que ha escrito este nuevo libro se debe a que algunos aún presentan la resistencia de Madrid durante el comienzo de la guerra como una épica, como una lucha “de los buenos contra los malos”. “Los antifascistas de aquella época, de noviembre de 1936, consideraban la matanza de Paracuellos, de 2.500 personas, como algo fundamental para ganar la guerra contra el fascismo”, ha explicado el historiador.