la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 11 de mayo de 2017

Baeza, siglo y cuarto de vida Numerosas actividades en torno a la efeméride


Arriba, cabeza del toro Ventanero, lidiado por Lagartijo en la jornada de estreno del coso, el 18 de mayo de 1892.


La localidad jienense celebra este sábado el 125 aniversario de su plaza de toros con un cartel de relumbrón: Morante, Cayetano y Roca Rey

Ver:


Baeza, siglo y cuarto de vida

Baeza celebra este año el centésimo vigésimo quinto aniversario de la inauguración de su plaza de toros. La efeméride tuvo lugar el 18 de mayo de 1892, cuando Rafael Molina “Lagartijo” y Rafael Guerra “Guerrita” -los dos primeros Califas del toreo cordobés- lidiaron toros del Marqués de Saltillo. Aún hoy se conserva la cabeza de “Ventanero”, lidiado por Lagartijo “el grande” en aquella histórica fecha, en la que “los diestros despacharon los seis toros de una manera admirable”, según publicó el diario La Época en su edición del 19 de mayo.

El coso, sufragado por la familia Acuña Solís, se levantó con materiales provenientes de otras edificaciones demolidas tras ser abandonadas a raíz de la desamortización, como los conventos de la Victoria o de San Francisco y los restos de la plaza de toros vieja, la misma en la que Manuel Fuentes “Bocanegra” encontró la muerte en 1889.

En el momento de su estreno muchos foráneos se acercaron hasta la localidad: “Calcúlase en 2.000 el número de forasteros que están actualmente en la población con motivo de la feria”, señalaba La Correspondencia de España, otro periódico referencia de entonces, en vísperas de la importante jornada. El mismo medio, una vez celebrado el festejo, señalaba a través de su corresponsal Biedma: “La inauguración ha sido un acontecimiento en esta localidad. Asistieron al espectáculo numerosos forasteros de los pueblos convecinos. Lagartijo y Guerrita, superiores despachando los seis toros de siete estocadas. La presidencia, acertada”.

La plaza, de estilo neomudéjar tal y como confirman los arcos de herradura de las portadas exteriores, hubo de ser rehabilitada cuando llevaba camino de un siglo de vida y actualmente goza de la catalogación de Bien de Interés Cultural. Además, en ella se presentó en público, vistiendo por primera vez de luces, el diestro Enrique Ponce, exhibiéndose el terno blanco y plata que el valenciano lució aquel día en el pequeño y cuidado museo taurino que albergan los bajos de la plaza y que fue estrenado recientemente.

Ahora, un siglo y cuarto después de la inauguración, Baeza rememora la jornada inaugural con otro cartel de campanillas: Morante de la Puebla, Cayetano y Roca Rey, quienes lidiarán este sábado toros de La Palmosilla. Ojalá su plaza cumpla otros ciento veinticinco años de vida.