la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 4 de mayo de 2017

FERIA DE ABRIL. ENTRE LO SUPERFICIAL Y LA VULGARIDAD / por Diego Martínez. UTAA-SEVILLA


El Fandi, en un derechazo de mano baja - Efe


Es un proceso en el cual cada parte aporta su granito de arena. La autoridad política, el palco, empresa, ganaderos y toreros señalan una senda prolongada y descendente donde ni se guardan las formas, ni se hacen guardar los ritos y las reglas.


SEVILLA. 3 DE MAYO DE 2017.
TOROS DE JANDILLA-VEGAHERMOSA PARA JUAN JOSÉ PADILLA, EL FANDI Y MANUEL ESCRIBANO.


ENTRE LO SUPERFICIAL Y LA VULGARIDAD

Diego Martínez. UTAA-SEVILLA
Entre todos la mataron y la categoría de la maestranza fenece tarde a tarde.

Es un proceso en el cual cada parte aporta su granito de arena. La autoridad política, el palco, empresa, ganaderos y toreros señalan una senda prolongada y descendente donde ni se guardan las formas, ni se hacen guardar los ritos y las reglas.

Una muestra bien gráfica de ello es lo ocurrido esta tarde.

Una presidenta desconcertante, reina de los callejones, que aprueba seis animales terciados de Jandilla impropios de plaza de primera categoría. Que permite lidiar el primer toro con un solo puyazo y que por el contrario se mantiene firme ante dos peticiones de oreja por faenas ramplonas, superficiales y vulgares.

Los taurinos y la prensa del pesebre en estos años vienen acostumbrando mal al público ocasional, que ni llena la plaza un día de farolillos, a valorar como bueno o excelente lo superficial y el efectismo que cala en la masa.

No se dan cuenta que están cavando su tumba y lo que es peor la de la tauromaquia.

Jandillas al estilo moderno, sin clase, fuerza, casta ni fondo, pero que se desplazaban, y que mientras duran, permiten embestidas noblonas, previsibles y cómodas.

Con este material, los tres artistas banderilleros de esta tarde pusieron mal la mayoría de los palitroques, sin levantar las pasiones de antaño.

Los novillotes pasaban por el caballo con una amabilidad exquisita y llegaban a las muletas de sus matadores dóciles, educados y muy sensibles a propiciar el triunfo. Pues ni así pudimos ver arte, temple, colocación, pero sí sopor y el aburrimiento que supone la falta de casta en toro y torero.

Reseñar como una ligera excepción el quinto de la tarde. Llegó a la muleta con cierta trasmisión de riesgo y en la primera embestida a Fandi lo prendió en la pierna derecha con un pitonazo que suponemos no de mucha gravedad pues le permitió continuar en el ruedo.

El torero aguantaba parones al toro mirón. Lo sometía por abajo y mientras duró el toro, que no fue mucho, el de Granada estuvo bien, dominador y valiente.

Mató mal al igual que su compañero Padilla en el cuarto. En ambos toros hubo petición bullanguera de oreja y la señora presidenta estuvo acertada en no conceder esos trofeos inmerecidos en una plaza de primera, pero posiblemente muy a modo en plaza de pueblo.

Escribano, vulgar toda la tarde. Se confunde si sigue la senda que le marcan sus consejeros actuales de anunciarse con el medio toro de hoy. Necesita el toro encastado que genere emoción.

Toros de Jandilla-Vegahermosa, sin trapío de plaza de primera categoría.

Juan José Padilla, vuelta con petición y vuelta con petición.

El Fandi, silencio y vuelta con petición.

Manuel Escribano, silencio y palmas. 

Entrada: Tres cuartos de plaza.