la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 2 de agosto de 2017

Retratados del "caso Cristiano" / por Juan Manuel Rodríguez



 Yo vuelvo a lo de siempre: si Cristiano la ha hecho, que la pague como todo hijo de vecino. Si su señoría encuentra delictivo su comportamiento, que CR7 sea tratado como cualquier ciudadano. Mientras tanto, muchos van quedando retratados por el camino antes de que se sepa si "sí", si "no" o si "todo lo contrario

Retratados del "caso Cristiano"

¿Quién montó un atril en el Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón al que acudió Cristiano Ronaldo a declarar ayer? ¿Y por órden de quién lo hizo? ¿Quién pidió una iluminación cinematográfica, como si por allí fuera a desfilar Tom Cruise por su última Misión Imposible? Seguramente fue la policía nacional la que, por motivos de seguridad, acordonó la zona, pero... ¿quién sugirió que CR7 iba a dirigirse a los medios de comunicación después de prestar declaración ante su señoría?... Conociendo a Cristiano y lo celoso que es de su imagen (entró al Juzgado en un coche con las lunas tintadas) dudo mucho que fuera él. Si el show lo montaron sus asesores, muy mal por ellos, pero antes de "disparar" habrá que saber a qué o a quién se apunta, ¿o no?...

Sobre la situación judicial de Cristiano continúa habiendo una notable confusión, y lo más preocupante de todo es que dicha confusión no afecta ya al periobarcelonismo, que confunde adrede peras con manzanas, sino que contagia incluso a la clase política. Ayer vi al diputado del PSOE Juan Segovia condenando a Cristiano antes incluso de que el juez le acuse de algo y, por supuesto, decida condenarlo por ese "algo" del que aún no ha sido encausado. Segovia es muy joven, nació en 1982, y probablemente tenga una confusión mental acerca de lo que es delictivo y lo que no lo es. Pongamos un ejemplo: el caso de corrupción apellidado Filesa consistente en la creación de una trama de empresas cuyo fin era la financiación del Partido al que pertenece el señor Segovia sí fue un delito, así declarado por el Tribunal Supremo el 28 de octubre de 1997, pero Cristiano aún no sabemos si ha cometido un delito, habrá que esperar; a esto, diputado Segovia, se lo conoce popularmente como Estado de Derecho.

Más tarde vi a Manuel Rico, director de infoLibre diciendo que él, como atlético y antimadridista, se alegraba de que Cristiano hubiera quedado retratado. ¿Como atlético y antimadridista? ¿Y retratado, por qué? ¿Sabe Rico quién decidió organizar el show a la puerta de los Juzgados? ¿Y cómo es posible que ataque la sacrosanta libertad individual de Cristiano para dar o no dar la cara, para subir al atril o salir sin ser visto, alguien que dirige un medio que incluye en su cabecera la palabra Libertad?... No parece que le ayudara mucho a Leo Messi (éste sí, diputado Segovia, con condena en firme) el hecho de hacer el paseíllo por el Juzgado de Gavá, ¿no?... El otro día oí a un colega de Radio Nacional que presenta ahora un programa deportivo vespertino en dicha cadena asegurando que Cristiano "pensaba primero en él y luego en él". Y yo me pregunto: ¿De dónde ha sacado esa información? ¿De la misma fuente que ayer aseguró que el portugués iba a hablar tras su declaración?

A mí, al contrario que a muchos periodistas, el hecho de que Cristiano no hable o lo haga mediante una fría nota de prensa no me transmite en absoluto la sensación de que su declaración haya ido mal. Lo que yo quiero es que la declaración haya servido para que se sepa la verdad, que al parecer es lo que importa menos aquí. Si alguien me demuestra con pruebas, y no con opiniones, que los asesores del jugador se comprometieron a que éste se dirigiera a los medios después de hablar con el juez, habrá que concluir que estuvieron francamente desafortunados. Pero, a día de hoy, no se sabe quién citó a los medios ni tampoco por orden de quien se instaló el atril o se llevaron los focos. Eso sí, es un hecho que existen una ganas locas de que Cristiano sea condenado y, a poder ser, conducido a una celda de Soto del Real. Yo vuelvo a lo de siempre: si Cristiano la ha hecho, que la pague como todo hijo de vecino. Si su señoría encuentra delictivo su comportamiento, que CR7 sea tratado como cualquier ciudadano. Mientras tanto, muchos van quedando retratados por el camino antes de que se sepa si "sí", si "no" o si "todo lo contrario".