la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 7 de noviembre de 2017

Aniversario de la matanza de Paracuellos: la huella social comunista.


La imagen inconfundible del cerro y su cruz blanca nos revelan ese lugar trágico, sacrosanto y de renombre universal que es el Camposanto de los Mártires y Caídos de Paracuellos del Jarama.

El 7 de Noviembre se recuerda la matanza más enorme de toda la guerra civil. Aquella noche fueron asesinados 1.200 presos inocentes e indefensos. Así conmemoraban socialistas y comunistas el XIX Aniversario de la Revolución de Octubre de 1917 en Rusia. Dos años antes ya lo habían conmemorado con la Revolución de Octubre de 1934 y las matanzas en Asturias y otros lugares. Dos años después, con los soviéticos al mando en la zona roja, ya se habían enterado de que la Revolución de Octubre, según el calendario juliano, fue realmente en noviembre según el calendario gregoriano.
 Y lo celebraron. ¡Vaya si lo celebraron! 
La orgía de sangre duró todo el mes y hasta el 4 de diciembre. Para su materialismo dialéctico, ateo y sin escrúpulos de una conciencia que ellos consideran burguesa, el enemigo de clase debe ser destruido, acelerando así la lógica descomposición del capitalismo para instaurar la sociedad sin clases, el paraíso socialista. El ser humano no es sino materia animada; si no es útil, hay que suprimirla.

Las Religiosas del Verbo Encarnado se han convertido en eficaces auxiliares del culto que se celebra regularmente cada primer domingo de mes de forma ordinaria y extraordinariamente otros muchos días.

Aniversario de la matanza de Paracuellos: 
Éstos sí murieron por su fe y merecen ser honrados

Madrid, 7 de Noviembre de 2917
Tal día como hoy, en la noche del 6 al 7 de noviembre de 1936, daba comienzo la mayor matanza perpetrada en la Guerra Civil Española: La matanza de Paracuellos de Jarama, que dejó varios miles de asesinados.

En las inmediaciones de esta pequeña población de la provincia de Madrid los revolucionarios marxistas asesinaron a sangre fría a varios miles de españoles inocentes. Militares que no habían tenido oportunidad de participar en la guerra, religiosos que, por supuesto, nunca tuvieron ninguna participación, mujeres y niños, políticos que no ostentaban ningún poder, intelectuales alejados de los asuntos políticos… Eran los enemigos de la revolución, personas que estorbaban en el camino al objetivo último de los autores de estas masacres: la dictadura del proletariado.

El que quiera saber lo que son comunismo y socialismo, que venga aquí.