la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 16 de noviembre de 2017

El sifón de Simón / POR Ricardo Díaz-Manresa


Pero… con tanto hablar dice que no se piense tanto en Madrid como plaza de temporada. O sea, no quiere que siga siéndolo cuando, en realidad, es la única que, de verdad, queda. Sevilla, sobre todo, Zaragoza, algo, y Valencia, poco, hacen sus pinitos pero ya no son plazas de temporada.

El sifón de Simón

Ricardo Díaz-Manresa
El tal Simón, don Bernardo Cazes, Simón Casas para el toreo, habla mucho, sin parar, apasionadamente, y es como el sifón enviando fuera más burbujas, que se disipan, que agua, que se desparrama, pero es divertido y original. Y reconocer su gran mérito empezando de la nada hasta llegar al imperio taurino que hoy tiene. Y además en tierra extranjera. Y añadiendo lo difícil que es colarse en el mundo del toreo. Y ya no digo conquistarlo.

Y habla siempre más que los que tiene alrededor y, si está en una tertulia de radio o televisión, se dispara y habla más que los otros juntos.

Pero… con tanto hablar dice que no se piense tanto en Madrid como plaza de temporada. O sea, no quiere que siga siéndolo cuando, en realidad, es la única que, de verdad, queda. Sevilla, sobre todo, Zaragoza, algo, y Valencia, poco, hacen sus pinitos pero ya no son plazas de temporada.

Dice Simón Casas que el verano de Madrid no tiene público, unas 3000 personas. ¿Y carteles, tiene carteles? Hazlos y hablamos. Recuerdo que Taurodelta promocionó en la primera de algunos periódicos carteles de verano y la gente decía : “ Gracias por avisarme para no ir…”,. Y es que eran malísimos.

Dice que 3000 espectadores sólo es una imagen muy negativa a nivel mundial para el espectáculo. Es que en el coso más importante del mundo hay que dar corridas de toros con buenos carteles y novilladas de lujo, porque en el Bernabeu no hay partidos de 2ª B que son los equivalentes a las novilladas de principiantes en Las Ventas. Un partido de 2ªB tiene 500 espectadores en muchos campos (y no los cierran) y tener 3000 es un gran lujo y pasar de esa cantidad sólo lo consiguen los clubes históricos que han caído por desgracia en ese infierno y que tienen grandes poblaciones.

Aquí Simón Casas se lamenta y quiere cerrar la plaza no sé si en todo el verano o en parte.

Y que no puede hacer todas las cosas que le gustaría porque se excusa pensando en el pliego, al que tacha de prohibicionista. Vamos, que lo tiene maniatado cuando él se presentó lo sabía bien y lo aceptó por su ambición de conseguir Madrid dejando con tres palmos de narices y en el último minuto a Taurodelta, en una jugada que los lectores calificarán. Estuvo insistiendo en que no se presentara nadie porque era una oferta imposible sobre todo en el plano económico, los Taurodelta se confían, se presentan con el mínimo que ellos afirman pueden defender y viene Simón con Nautalia y les quita el caramelo sin darles tiempo a reaccionar.

Y ahora Simón dice que está maniatado con el pliego y que si fuera abierto podría proyectar su imaginación. Y por eso no ha hecho cambios. ¡Hágalos con lo que hay! Un buen entrenador es el que hace un buen equipo con lo que le dan, no con lo que él quiere y elige.

Porque no le prohíben hacer un San Isidro lleno de figuras, cuatro tardes cada una…Hay que pagarles y ¿no tiene poder con Valencia, Alicante, Nimes, Zaragoza, parte de Málaga y parte de Mont de Marsán para convencerles de que vengan, como así prometió en sus verborreas iniciales nada más quedarse con la plaza?

Él sabe que no podrá cambiar otras cosas porque tiene un contrato en vigor. Palabras sifón. Sifón, sifón de Simón.

Y se lamenta de que en cada novillada pierde 100.000 (supongo que en las del verano) y 400.000 –he escrito bien- en carteles de figuras muy rematados. Hay que creérselo porque las cuentas no nos las va a enseñar.

También hay que creerse porque los datos tampoco me los facilitará que esta temporada ha habido 140.000 espectadores más que la anterior, que ha aumentado el número de abonados (poco) pero su oficina de prensa ha dado el resultados global sin querer decir cuántos abonados continuaron y cuántos nuevos llegaron ni tampoco tras una tremenda y estupenda campaña de publicidad, sin parar, si la inversión fue rentable este año o hay que esperar a los posteriores y dijo también que hubo 500 personas más en cada novillada del verano. 

Pues voy a seguir señalando lo bueno de Plaza 1, según Casas, porque hay que reflejar lo bueno y lo malo:

- No ha faltado ninguna figura.
- Hubo desafíos ganaderos
- Y más encastes
- Y el toro más bonito y con el trapío de Madrid
- La corrida de la Cultura
- Y una más en San Isidro
- Y una más en Otoño
- Y bajaron los abonos de San Isidro en un 10%
- Y los de Otoño en un 20%

Simón, Simón qué gran jefe de prensa y de publicidad eres, tapando lo malo y exagerando lo bueno. Afirmas que tu Madrid va hacia adelante.

Simón, Simón otra ven vendiendo, y bien, mucho sifón. Tu sifón.