la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Se creen superiores / por Rafael Comino Delgado



 "En los pueblos envenenados sistemáticamente ..son difíciles
 las actitudes ecuánimes y serenas" (Ramón y Cajal).

Se creen superiores

Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz
Hace un par de semanas, un médico compañero y amigo me contó una comida, a la que asistió el pasado mes de Octubre, donde solo estaban cinco médicos, de los cuales uno es catalán, afiliado a ERC, y al que conozco desde hace 20 años. 

En la sobremesa el doctor catalán, se tomó unas copas de más, y ya se sabe que, "cuando el vino entra sale el secreto" (Talmud). 

Era inevitable hablar del problema catalán y lo abordaron, dando cada uno su opinión muy moderada y con máximo respeto, pero el catalán, que ya estaba más que alegre, expresó de forma clara, poco moderada y nada respetuosa, su pensamiento, que fue literalmente el siguiente:

"España es un país desorganizado, de gentes vagas y fulleras, inferiores a nosotros los catalanes, y por eso no queremos ser españoles. España ganó el mundial de fÚtbol, pero porque el gran bloque del equipo era del Barcelona. Nosotros despreciamos a los españoles porque nos sentimos una etnia muy superior, y ahí está el problema, queremos irnos de España porque no queremos pertenecer a un país así ".

Creo que es imposible expresar más odio, mas racismo, más nazismo, mas desprecio a España que lo expuesto por el médico catalán, de unos cincuenta años, y por tanto ha mamado desde los 10-12 todo el odio, todo el veneno que en Cataluña se ha estado inyectando.

Esa es la realidad, se diga lo que se diga. Aunque el Sr. Rajoy diga que el procés está desactivado (no es verdad), el odio sigue en el corazón de los catalanes separatistas (menos del 50% del total), y seguirá por mucho tiempo. Prueba de ello es la familia que le han quemado la casa por tener una bandera española, o los muñecos (representando a PP, PSC y Ciudadanos) que aparecieron colgados. Han colgado muñecos pero si ellos pudieran lo harían con todos los no independentistas. No ver eso es estar ciego o mirar para otro lado, pues son un pueblo envenenado durante demasiados años y

 "En los pueblos envenenados sistemáticamente ..son difíciles las actitudes ecuánimes y serenas" (Ramón y Cajal).

Hoy día en Cataluña solo hay libertad de expresión para los separatistas, todos lo sabemos y el gobierno lo sabe y lo permite, de alguna forma, porque no aplica las leyes de forma contundente.

Cualquier persona normal se da cuenta de que muchos políticos separatistas deberían estar en prisión e inhabilitados de por vida para cargos públicos, porque han dado un golpe de Estado en España, han intentado romper España, y si no lo han conseguido políticamente lo han conseguido socialmente; 

han enfrentado a los catalanes entre sí y con España, y eso es un delito muy grave, yo diría un crimen gravísimo. Pues en lugar de meterles en la cárcel lo que hace el gobierno es sacarles.

Un gobernante ha de ser prudente, sensato, moderado, pero firme y , sobre todo, debe aplicar siempre la ley, pase lo que pase y caiga quien caiga. Por supuesto, no pude ser timorato, pusilánime, y menos aun autoengañarse diciendo que todo está muy bien, que la ley es igual para todos, que no hay problema, cuando no todo está bien, ni la ley es igual para todos y si hay problema, un gran problema, un gravísimo problema, el que tenemos en Cataluña.

Ese problema no es nuevo, si bien ahora se ha agudizado porque los gobiernos españoles, desde la democracia, no han aplicado las leyes como deberían haberlo hecho. A lo largo de la Historia, los catalanes han hecho muchos intentos de separarse de España porque, como decía el médico catalán, sincerado gracias al alcohol, se consideran superiores , desprecian al resto de españoles. Lo han pensado siempre y lo siguen pensando, porque lo llevan en el ADN. 

Además los catalanes separatistas son cobardes, y no es que lo diga yo, pues lo escribió en un artículo publicado el 18-08-2016 un periodistas catalán llamado Manuel Trallero, "Los catalanes somos cobardes. A nosotros lo que nos pide el cuerpo son guerritas pequeñitas, esas gestas fratricidas que se libran en el bidé de casa, Vemos la cabra de la Legión entrar por la Diagonal y no paramos hasta Perpiñán". Y los cobardes, ya sabemos que, se envalentonan cuando su adversario se muestra dialogante y tendente a la moderación, al buenismo, aspecto en el que el Sr. Rajoy se ha pasado ampliamente.

El Sr. Rajoy es un hombre prudente, moderado, pero creo que en este asunto también es timorato, pusilánime y se autoengaña, porque confunde la realidad con su deseo. Y los catalanes separatistas le han humillado con sus palabras y con sus hechos, y con él a todos los españoles, aprovechándose de esa pusilanimidad, de ese excesivo buenismo que demuestra a veces.