la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 7 de enero de 2018

Antitaurinismo-Anticristianismo-Antiespañolismo / por Rafael Comino Delgado



Dª Manuela Carmena se lleva la palma. A su edad ya avanzada, desde el ayuntamiento de Madrid (actualmente madriguera de rencorosos, mediocres e inútiles) tiene la oportunidad de ir derramando todo el odio que ha ido acumulando a lo largo de su vida (vivida como gran capitalista, al mismo tiempo que predicaba comunismo), en la que no ha hecho nada digno (lo más digno que hizo fue excarcelar terroristas de ETA, así es que fíjense como será lo demás)


Antitaurinismo-Anticristianismo-Antiespañolismo

Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz
Cuando hablo de antitaurinismo me refiero a los activistas, a los que salen a la calle y se manifiestan insultando y agrediendo (muchos de ellos cobran por hacerlo) a aficionados y profesionales. 

Pues bien, de Antitaurinos-Anticristianos-Antiespañoles se puede decir que los unos son como los otros y los otros son como los unos, en grado de vileza, mezquindad, ignorancia, de cobardía, de odio al que no piense como ellos, de totalitarismo, de trastorno mental, etc.; como ven representan la hez de la sociedad, pues es difícil caer más bajo. Y políticamente todos se sitúan, como no, en la izquierda radical española, es decir, todo lo que queda a la izquierda de la socialdemocracia, que en España no llega a ser más de un tercio del PSOE


Los cabecillas, o lideres de esa izquierda radical, antitaurina, anticristiana y antiespañola, hoy están, casi todos, en Podemos, IU, la CUP, y algunos otros despojos dispersos por ahí.

Al ser alcalde de Madrid (gracias al PSOE), lo cual representa poder y estar diariamente en los medios, Dª Manuela Carmena se ha destacado mucho en los tres antis mencionados.

No es necesario explicar su vileza y mezquindad, puesto que a la vista está y lo demuestran a cada momento.

Su ignorancia es supina, alcanza el más alto nivel que alcanzarse pueda, como decía Wayne Dyer: "El más alto nivel de ignorancia es cuando se rechaza algo de lo cual no se sabe nada". No saben nada, absolutamente nada sobre tauromaquia, sobre cristianismo y sobre lo que es, como se formó España y lo que ha aportado a la humanidad, pero están en contra, lo cual es típico de ignorantes, de imbéciles en su máxima expresión (más peligrosos que los idiotas y que los estúpidos) y en los cinco tipos en que los clasificó don Fernando Savater, a saber:

-El imbécil que no cree en nada y que todo le da igual.

-El que lo quiere todo y luego paradójicamente no hace nada.

-El que no sabe ni quiere saber, simplemente sigue a la masa como si fuera una oveja más del rebaño.

-El que sabe lo que quiere pero no se molesta en conseguirlo ya que no le apetece esforzarse. Son muy vagos.

-El imbécil que tiene mucho ímpetu pero no es capaz de diferenciar lo bueno de lo malo.

Su cobardía es quizá una de las características más relevantes, más rastreras y que les hace caer más bajo entre la especie humana. Ofenden y agreden a quien saben que no contestará. Prueba de ello es que siendo ateos cerrados, estando en contra de cualquier religión, solo ofenden a los cristianos (aunque su deseo verdadero sería matarles), como hicieron antes de la Guerra y durante la misma.

¿Alguien me puede decir una sola palabra pronunciada por Jesucristo y que pueda molestar a un ser humano normal? Nadie. Incluso dijo que todos los seres humanos somos iguales, y los incluyó a ellos.

 En cambio a los musulmanes no solo no les atacan sino que les tratan con suma exquisitez, pues saben que una ofensa al Islam les costaría muy cara. Los antitaurinos generalmente atacan a personas mayores, indefensas. Típico de ratas de alcantarilla. Se amparan en la libertad de expresión y en la permisividad de políticos y jueces tolerantes, unos por ser correligionarios y otros por buenismo mal entendido. A la escoria hay que tratarla como escoria.

Pues los sentimientos religiosos y políticos deben ser sagrados y nadie puede violarlos; todos hemos de respetarlos, naturalmente, siempre que nos respeten los nuestros. Está claro que ellos no respetan los nuestros y tenemos ejemplos, cada día, por parte de líderes políticos como don Alberto Garzón (el twit con árbol de navidad en llamas, su ofensa a la Virgen del Rosario de Cádiz, y muchos más), un ser anodino, intelectualmente bastante limitado, hasta el punto de que Alerta Digital le llamó, en cierta ocasión, "tonto superlativo".

‘Arderéis como en el 36′: así fue el asalto a una
 capilla que Rita Maestre llama ‘pacífico’

 Rita Maestre ("arderéis como en el 36"), la que contrató a los tirititeros que se burlaron de Cristo y de la Religión en general, las ofensas a la Religión en el Carnaval de las Palmas, luego, para mas burla, premiadas, el padre nuestro blasfemo que pago la amoral Ada Colau. Y así podríamos completar una lista de cientos de folios, ante lo cual ni las autoridades ni los jueces dicen nada, porque muchos forman parte de ese estercolero y otros por miedo. Está bien la libertad de expresión pero sin ofender a los demás.

 Los que ofenden caen en lo más bajo de la sociedad pero los que lo permiten caen más bajo aun, aunque bien trajeados, con coche oficial y buenos sueldos. 


Dª Manuela Carmena se lleva la palma. A su edad ya avanzada, desde el ayuntamiento de Madrid (actualmente madriguera de rencorosos, mediocres e inútiles) tiene la oportunidad de ir derramando todo el odio que ha ido acumulando a lo largo de su vida (vivida como gran capitalista, al mismo tiempo que predicaba comunismo), en la que no ha hecho nada digno (lo más digno que hizo fue excarcelar terroristas de ETA, así es que fíjense como será lo demás), y lo último contratar a una drag Queen en la cabalgata de los Reyes Magos de Vallecas. Drag Queen, que no sé si es él, ella o ello, en cualquier caso seguro un ente difícil de clasificar y entender, que se atreve a decir que "la Navidad le da asco", con lo cual ofende los sentimientos de los 2180 millones de cristianos que celebramos esta fiesta. Pues mire drag Queen, o lo que sea, a mi me dan pena las drag Queens, y más las que, como Vd., no respetan a los demás. Me da pena Vd. pero no le explicaré porqué me da pena, pues con toda seguridad no lo entendería.

El terrible odio hacia el cristianismo, y hacia todos lo español en general, es otra característica que les marca mucho. Y uno se pregunta ¿por qué? Pues no sé exactamente, pero tal vez por estar contra todo lo que represente ética, dignidad, decencia, pues ellos son lo contrario, y en el fondo lo saben, saben de su inferioridad, y en lugar de tratar de mejorar, atacan a lo que es superior a ellos. Ya Lord Chesterfield (1694-1773.Político y escritor inglés) dijo, "La gente odia a quien le hace sentir la propia inferioridad".

El totalitarismo, junto a su cobardía y su odio tal vez sean las tres características que mejor les definen, además de su incapacidad para aportar algo útil a la sociedad.

Rodrigo Lanza Huidobro asesino de Vicente Laínez por llevar tirantes con la bandera de España: Click

Toda esa izquierda radical en España es un gran problema que dificulta sobremanera el progreso económico, político y social, por tanto hay que buscar formulas para acabar con ella, y no veo otra que la educación e impedir, con una ley rigurosa, actuaciones como las que están teniendo la mayoría de los lideres de esa izquierda radical. No se puede ser tan permisivo con seres prácticamente salvajes, antisistema, que se oponen a la civilización, que solo quieren derribar nuestro sistema de convivencia, sin saber porqué lo hacen, pero nosotros sabemos que lo hacen porque se les permite.

En cualquier democracia avanzada del mundo no se les permitiría ni la mitad de lo que hacen en España. La mayoría de ellos deberían estar en la cárcel y por mucho tiempo.

Los antitaurinos, anticristianos y antiespañoles son ignorantes activos, despreciables y mal nacidos.