la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 29 de enero de 2018

El favor arbitral al Barça: Aytekinlandia / por Juan manuel Rodríguez


Por cierto: hace casi dos años (creo que se cumplirán el próximo 14 de febrero) que en Aytekinlandia no le pitan un penalti en contra al Barça. Me parece que salen 74 partidos sin que le piten uno. Creo que hacía más de 40 años que no sucedía algo parecido. Así que sí, efectivamente el Barça está a punto de batir una nueva marca mundial. Aunque eso, por supuesto, no importa porque Leo Messi es tan bueno, tan bueno, tan bueno... que se desmarca sin moverse. ¡Toma ya!

Aytekinlandia

Esto no es España, esto es Aytekinlandia. Como en la película de Bill Murray, la del día de la marmota, el favor arbitral al Barça se ha convertido en una parte habitual de nuestro paisaje: arbolitos, pajaritos, beneficio al Barça... De modo que anoche, después de emparedar al Alavés, la pregunta sobre el arbitraje llegó casi al final y, como no podía ser de otro modo, fue ventilada por Valverde con mucho arte. El periodismo deportivo también tiene interiorizado el asunto: tras beneficio arbitral, ninguna pregunta al entrenador culé sobre el arbitraje. Aún peor fue lo del portavoz Guillermo Pavor que, preguntado por la enésima coz del futbolista más sucio del fútbol mundial, Luis Suárez, dijo que el uruguayo "se parte la cara por el equipo". Se parte... y las parte. Si yo fuera Bartomeu exigiría a los terapeutas que estuvieron trabajando con este chico que le devolvieran el dinero.

Volveré a repetirlo por si aún no ha quedado meridianamente claro: en la distancia que, en el torneo de la regularidad, separa al campeón de Copa del campeón de Liga, Europa, supercampeón nacional y europeo y mundial, han intervenido muchos factores. Cuando digo "muchos" quiero decir varios, de modo que no ha sido sólo un factor sino... muchos. No sé si me explico. Pondré un ejemplo:

en los 19 puntos que separan al campeón de Copa del campeón de casi todo han tenido que ver el mal juego madridista, la mala suerte, las lesiones y, otro elemento más a incluir en este cóctel, el arbitraje. Sin el arreón inicial que recibió el Barça, sin los arbitrajes calamitosos que sufrió el Madrid y sin la surrealista decisión de dejar al club blanco sin su jugador franquicia durante 5 partidos... hoy habría Liga. Pero no la hay: la asesinaron de noche y por la espalda.

Entiendo, pues, a Mestalla. Comprendo que, tras los dos penaltis tan claros como absurdos del jugador valencianista Montoya, la tomara con el árbitro... por pitarlos. Supongo que el Valencia, como el resto de clubes de Primera División, también querría su trocito de tarta y pretendía que, como en el encuentro de ida, al Real Madrid no le pitaran a favor los penaltis que le hacen. Por cierto: hace casi dos años (creo que se cumplirán el próximo 14 de febrero) que en Aytekinlandia no le pitan un penalti en contra al Barça. Me parece que salen 74 partidos sin que le piten uno. Creo que hacía más de 40 años que no sucedía algo parecido. Así que sí, efectivamente el Barça está a punto de batir una nueva marca mundial. Aunque eso, por supuesto, no importa porque Leo Messi es tan bueno, tan bueno, tan bueno... que se desmarca sin moverse. ¡Toma ya!