la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 6 de enero de 2018

Las tres preguntas que debe responderse Cristiano / por Juan Manuel Rodríguez


Yo no creo que el futuro del Real Madrid pase por darle todo lo que pida a un jugador. Yo creo que el pasado, el presente y, desde luego, el futuro del Real Madrid están fundamentados en tratar de tener en su plantilla a los mejores jugadores del mundo pactando previamente con ellos unas condiciones que ambas partes deberán cumplir. Y la superestrella del fútbol también debe sopesar si a su carrera profesional le interesa más dinero y menos proyección o muchísimo dinero y toda la proyección.


Las tres preguntas que debe responderse Cristiano

Como yo creo a pies juntillas la información que va dando Edu Aguirre en El Chiringuito acerca de la situación de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid, trabajaré con los elementos nuevos que aportó anoche mismo: uno, que el jugador tiene tres ofertas, una de ellas "muy importante" y que podría trasladarse próximamente al club; y dos, que si en el próximo mes y medio el Madrid "no mueve ficha", es muy complicado que CR7 continúe vistiendo de blanco. Sobre estos nuevos datos me gustaría hacer algunas puntualizaciones:

1) Técnicamente hablando no se puede hablar de "renovación" de Cristiano con el Real Madrid puesto que el jugador ya renovó (y mejoró notablemente) su contrato a finales de 2016, y lo hizo hasta junio de 2021. Quiero insistir en un dato que me parece crucial y en el que no se está incidiendo, según yo lo veo, lo suficiente: el Madrid quiere tanto a Cristiano, le está tan agradecido y está tan convencido de sus cualidades y de su profesionalidad que hipoteca su futuro goleador y se lo juega todo al número 7 de un futbolista que, dentro de tres años y medio, tendrá 36. Sirva el dato de que a Di Stéfano "le fueron" con 38.

2) Si técnicamente no se puede hablar de renovación puesto que Cristiano tiene contrato en vigor con el Real Madrid, deberemos hablar de otra cosa: mejora, subida de sueldo, Reyes Magos, aguinaldo... lo que se quiera. Cometemos habitualmente un error al considerar que un contrato obliga sólo a una de las dos partes que lo firman, y no es así. El contrato que Real Madrid y Cristiano firmaron en 2016 obliga al Real Madrid... pero también obliga al jugador. De modo que esas tres ofertas buenísimas que anoche adelantó Edu Aguirre en El Chiringuito deben ser, al menos, de 1.000 millones de euros, que es la cantidad que aparece estipulada en la cláusula de rescisión del contrato de Cristiano. De no ser así, de no ser de 1.000 millones la oferta que presente Cristiano, no será muy buena desde el punto de vista del club.

3) Pongamos por caso, que es lo que habitualmente solemos hacer, que el Real Madrid no quiera retener a un jugador en contra de su voluntad, y menos aún a uno tan importante como Cristiano, y que ponga en liza su buena voluntad. ¿De cuánto tendría que ser la oferta que CR7 presentase en las oficinas del club teniendo en cuenta que, con ese dinero, debería acometerse la contratación de un sustituto para el máximo goleador histórico de la entidad?... Puede que de 1.000, que es lo que aparece reflejado en el contrato, no, pero tampoco de 150. Tal y como está el mercado, hoy en día te piden 150 millones de euros por cualquier "piernas". Estoy seguro que el Tottenham no se sentaría a hablar de Harry Kane por menos de 200 millones. ¿Va a venir Mendes con una oferta de 250 millones por un futbolista que en febrero cumplirá 33 años?... Tengo que verlo. Salvo, por supuesto, que Mendes considere que es muy buena una oferta de 100 millones por Cristiano, conclusión con la que no creo que esté demasiado de acuerdo el club.

4) El Real Madrid no tiene por qué mover ficha porque ya la movió a finales de 2016. Está tan movida la ficha que Cristiano tiene un contrato firmado hasta 2021. El futbolista no puede plantear su continuidad como si de una partida de ajedrez se tratara porque no lo es. Ni el Real Madrid puede estar pendiente de un jugador ni mucho menos tampoco de que el Barça se hipoteque con Messi o el jeque del PSG le pague medio Queen Mary 2 a Neymar. El Barça es el Barça, el PSG es el PSG y el Real Madrid es el doce veces campeón de Europa y mejor club del siglo XX según la FIFA. Y, por cierto, Messi tiene 30 años, Neymar tiene 25 y Cristiano 32 y 11 meses.

5) Yo no creo que el futuro del Real Madrid pase por darle todo lo que pida a un jugador. Yo creo que el pasado, el presente y, desde luego, el futuro del Real Madrid están fundamentados en tratar de tener en su plantilla a los mejores jugadores del mundo pactando previamente con ellos unas condiciones que ambas partes deberán cumplir. Y la superestrella del fútbol también debe sopesar si a su carrera profesional le interesa más dinero y menos proyección o muchísimo dinero y toda la proyección. Cristiano eligió en 2009...y se vino al Real Madrid. Estaba en el United, que es uno de los grandes equipos mundiales; en Manchester era el rey del mambo que tocaba canciones de amor pero entendió que debía dar un salto hacia arriba y que ese escalón superior sólo podría ofrecérselo el mejor club deportivo de la historia. Hoy Cristiano, que llegó aquí con un Balón de Oro, ya tiene 5. Las tres preguntas que tiene que responderse a sí mismo Cristiano Ronaldo son las siguientes: ¿Habría ganado yo 5 Balones de Oro en el United? ¿Llegaré a los 7 Balones de Oro jugando fuera del Real Madrid? Y, por último, ¿cuánto dinero vale eso?... Mis respuestas: No, no e incalculable.