la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 8 de enero de 2018

Otra que bien baila.../ Por Paco Mora


Empar Marco, corresponsal de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (TV3) para dirige la televisión pública valenciana a petición de los partidos Compromis-Podemos y PSPV

¿Pero quién puñetas se habrá creído que es la infrascrita para tratar de cercenar a los valencianos sus gustos y aficiones, por cierto absolutamente legales y patrimonio cultural de todos los españoles? Claro, que si la primera vez que ha abierto la boca, desde que le cayó la bicoca en la lotería de los cargos, hubiera dicho algo lógico y con sentido común, habría pasado inadvertida. Y así se ha hecho notar, y el suyo es un nombre más a tener en cuenta entre los de los enemigo de la Fiesta de los Toros.

Otra que bien baila...

Paco Mora 
Se llama Empar Marco. He aquí una amiga. Una amiga del toreo, digo. Todavía no ha nacido la criatura (la nueva televisión que parece llamada a dirigir), y ya ha avisado de que le dará matarile a la trasmisión de corridas de toros y novilladas. Viniendo la moza de TV3 no se podía esperar de ella otra cosa que un acusado sectarismo. Hay que caerle bien a la casa madre. A esa televisión que sigue día a día la peripecia belga (flamenca, claro) de Puigdemont. Ese valiente que huyó como un conejo cuando puso patas arriba Cataluña, pasándose por el forro la Constitución con su intentona golpista. Sí, sí, el mismo que quiere ser presidente vía Internet como si este fuera un país de opereta, y él una versión corregida y aumentada de los hermanos Marx, pero sin puñetera gracia.

¿Pero quién puñetas se habrá creído que es la infrascrita para tratar de cercenar a los valencianos sus gustos y aficiones, por cierto absolutamente legales y patrimonio cultural de todos los españoles? Claro, que si la primera vez que ha abierto la boca, desde que le cayó la bicoca en la lotería de los cargos, hubiera dicho algo lógico y con sentido común, habría pasado inadvertida. Y así se ha hecho notar, y el suyo es un nombre más a tener en cuenta entre los de los enemigo de la Fiesta de los Toros. ¿Sabe esta garrida moza que hubo un Granero (valenciano de Valencia) que murió en la plaza de Madrid cuando ya sonaba con fuerza como seguro sucesor del gran Gallito? ¿Sabe que con Enrique Ponce, natural de Chiva y sobrino nieto de Rafael Ponce “Rafaelillo”, de Los Corrales de Utiel, tiene hoy la Tauromaquia uno de los toreros más grandes de su historia? Y si lo sabe, como valenciana, ¿no se siente orgullosa de ello?

¿Conoce algo de la repercusión económica para Valencia, de la Fiesta de los Toros en la Feria de Fallas? ¿Tiene la más ligera idea de la raigambre de los “bous” en el pueblo valenciano? 

Seguro que no se ha preocupado de informase sobre el particular, antes de anatematizar el toreo, excluyéndolo del proyecto que puede dirigir si el sentido común de los que gobiernan la Comunidad Valenciana no lo remedia. Empar Marco. Otro genio que anda suelto. Otro personaje en busca de autor. Dios nos coja confesados...