la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 23 de enero de 2018

Verde y con asas, Thibaut Courtois / por Juan Manuel Rodríguez


 Sin Kepa al Madrid no le queda otro remedio que ir a por uno de los tres o cuatro mejores porteros del mundo y ahí es donde se reactiva mi opción preferida desde siempre: Thibaut Courtois. Courtois no es un proyecto sino una realidad, tiene sólo 25 añitos, quiere volver a España y el Atleti tiene a Oblak y el Barça a Ter Stegen. 

Verde y con asas, Thibaut Courtois


A diferencia del caso de Julen Guerrero, en el que intervinieron aspectos bastante más truculentos, Kepa renueva por el Athletic y no viene al Real Madrid porque su entrenador, Zinedine Zidane, no le quería ya, en este momento, ahora mismo. Y si Zidane no quería ya, en este momento, ahora mismo a Kepa no es porque no le considere un proyecto de gran portero sino porque piensa que su llegada no va a resolver en absoluto los problemas que tiene ahora mismo el equipo y, bien al contrario, revolucionaría el gallinero del vigente campeón de casi todo menos de la Copa. Lo dije hace un par de meses: si Kepa viene será para ser el tercer portero... hasta junio. Con un Mundial por delante y la perspectiva de ser el suplente del suplente de Keylor Navas, Kepa ha elegido un entorno deportivo y familiar reconocible y cómodo, el tiempo dirá si acertó o no
Pero Zidane sí acierta. Zidane acierta al confiar toda la responsabilidad (no un pedazo de responsabilidad, no, absolutamente toda la responsabilidad) a sus dos porteros de hoy. Ni Keylor ni Casilla están ahora mismo al nivel mínimo exigible a un portero del Real Madrid, pero es que ninguno de sus compañeros ha alcanzado tampoco ese nivel. El frenazo a Kepa, que a lo mejor llega a ser un portero de categoría mundial y a lo mejor no, consolida y, lo que es aún más importante, tranquiliza a los dos guardametas del Madrid. Y en junio, con el balance definitivo de la temporada, Dios dirá. Zidane acierta pero para saber si Kepa también lo ha hecho habrá que esperar unos cuantos años. Guerrero, por ejemplo, no acabó de explotar y en el Athletic fue menguando como futbolista hasta convertirse poco menos que en intrascendente. Ojalá no le suceda lo mismo a Kepa.
Hay otro aspecto interesante que convendría reseñar. Por mucho cariño y mucha confianza que tengamos depositada en él, Keylor Navas no está ahora mismo entre los diez porteros más determinantes del fútbol mundial y eso, desde la óptica de un club que compite por todo, no es de recibo. Sin Kepa al Madrid no le queda otro remedio que ir a por uno de los tres o cuatro mejores porteros del mundo y ahí es donde se reactiva mi opción preferida desde siempre: Thibaut Courtois. Courtois no es un proyecto sino una realidad, tiene sólo 25 añitos, quiere volver a España y el Atleti tiene a Oblak y el Barça a Ter Stegen. Los 25 millones que el Madrid se ahorra hoy con Kepa debe guardarlos debajo de un ladrillo para pagar los 50 ó 60 que le pidan por Courtois que, éste sí, está decididamente entre los cinco mejores porteros del mundo. Verde y con asas, Thibaut Courtois.