la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 25 de enero de 2018

Y QUE EL MUNDO SE ENTERE, QUE EN VENEZUELA ¡ HAY UN TORERO!


Al llegar a San Cristóbal don Juan Lamarca López fue recibido por Jesús Colombo padre, organizador del festejo del sábado en el que su hijo Jesús Enrique inICia con pie firme la temporada de 2018


PRESENCIA DE COLOMBO EN SAN CRISTÓBAL CONVOCA GRANDES AFICIONADOS INTERNACIONALES

¡Que vengan del mundo entero!
Que vengan a ver un torero…

Así despeja plaza Alfredo Sadel, con estas frases inicia el pasodoble Oscar Martínez, aquel que puso de moda Alfredo Sadel cuando el torero de Guacara llegó procedente de España donde tuvo una campaña muy destacada, sobresaliendo la tarde de la alternativa de Oscar en Oviedo, festejo en el que le corto un rabo a un toro de Urquijo,luego que Paquito Muñoz le invistiera de Matador de Toros.

¡De pie la plaza, que un muletazo está dando Oscar!... Decía la letra que pregonaba el tenor favorito por las cuatro esquinas de la fiesta, su fiesta de los toros exaltando el arte de aquel torero que, después de Sananes y del Diamante fue el que trajo esperanzadores mensajes de triunfos venezolanos por tierras ibéricas.

Uno de ellos, me contaba Curro Girón, el de jun carro último modelo y poder contar con un picador en su cuadrilla …Ese picador llegó a ser apoderado de Curro Girón, la temporada cuando el de Maracay lideró el escalafón de matadores de toros en España: Curro Chávez “Chavito” es su nombre. Un picador estrella que Curro Girón bajó del caballo para que cabalgara por los espacios de las empresa, cuando le dijo:
K
-Quiero que me apoderes.
- Pero si no sé hacer la “O” ni con un canuto, Curro de “mi arma” ¿como quieres que te apodere?
-Tu firma que yo lo arreglo en la plaza.

Esa es la brevísima historia de un antecedente de un acontecimiento a punto de ocurrir en San Cristóbal este sábado 27 de enero en la segunda corrida de la Feria Internacional de San Sebastián 2018 : Jesús Enrique Colombo, con la misma edad, año más año meno, que tenía Curro Girón cuando comenzó su brillante carrera que culminaría con el grado de Maestro admirado por figuras del toreo como el mismo Dominguín con quien rivalizó una temporada , o Aparicio rival en la Valencia del Levante y de Madrid con reñidero de este par de gallos en Las Ventas.

Vienen del mundo entero a ver a Jesús Enrique Colombo, como de México fueron a Lima para verle la tarde de su alternativa, de Madrid llegó a San Cristóbal don Juan Lamarca, gran impulsor de la carrera de Colombo desde el día cuando todos creímos había perdido la guerra Lamarca lo sacó de una injusta batalla para convertirlo en un héroe de una desesperada nación, tierra que fue de hombres libres, hombres y mujeres que hoy ven en el torero su propia redención.

Juan Lamarca, fundador en América de capítulos del Círculo de Amigos de la Dinastía Bienvenida, abrió caminos como si el mismo fuera el turbulento Orinoco, invadiendo tierras yermas secas de esperanza, para darle a Venezuela lo que de un gran torero esperamos. Algo como aquello que en su día nos regalaran Rubito y Mendoza, Luis Sánchez y los Girón.